Cómo abrir una tienda de disfraces

Cómo abrir una tienda de disfraces

Cuando se busca abrir una tienda de alquiler o venta de disfraces, trajes o vestidos hay que ser conscientes del gran beneficio que puede suponer para mucha gente, pues van a ahorrarse muchos dolores de cabeza al salir en la búsqueda de un disfraz del tipo que sea.

Las tendencias actuales en cuanto a ocio y fiestas han visto como han crecido el número de fiestas medievales que se realizan en nuestro país. Muchos pueblos, en especial de las dos castillas y el levante, optan por celebrar todo tipo de fiestas de este tipo. Ante tal avalancha de personas que desean contar con su propio traje medieval, empresas que llevan tiempo y tienen gran profesionalidad como Eviltailors son toda una solución, pues en su caso están especializados justamente en el medievo, donde son imbatibles por la gran calidad y rigor histórico a la hora de hacer los trajes o disfraces.

Esto hace que pensemos, en que nosotros también podemos responder a estas necesidades o incluso abrirnos a más festividades que se desarrollen por nuestra zona. Vamos a ver unos consejos para que en caso de que te interese abrir una tienda de alquiler o venta de disfraces puedas hacerlo con éxito:

  • Habilitaciones y permisos: se tramita esta documentación ante los organismos estatales correspondientes.
  • Seguros contra los posibles robos o incendios que puedan producirse
  • Local: puede bastar con uno reducido, que tenga bastante lugar para las perchas por todos los lados y que es donde se tendrán que mostrar los disfraces
  • Apertura de una tienda donde se alquilen los vestidos

Entre las razones más interesante para abrir un negocio de este tipo pueden darse los siguientes puntos:

  • Celebrarse una fiesta bastante importante, donde sea necesario un frac que, de no obtenerse, no podamos asistir a la fiesta
  • Casamiento por parte de un allegado y al que se tiene que ir, pero que en caso de que no se tenga de un vestido de acuerdo con la ocasión, la adquisición será muy costosa

Está claro que puede haber muchas situaciones en las cuales una tienda para el alquiler o venta de vestidos, disfraces o trajes puede ser una forma muy interesante para hacer negocio.

¿Qué podemos ofrecer en la apertura de una tienda de alquiler de vestidos, disfraces o trajes? Estamos ante una magnífica idea, especialmente si sabes que puedes ofrecer al cliente.

  • Frac negro y camisa blanca
  • Vestidos: aquí los que más suelen gustar son los de color negro y rojo. Aunque los cortos tienen gran aceptación, el vestido largo es una de las estrellas de la noche. Por todo ello, lo mejor es elegir modelos de gran sobriedad, que sean juveniles, clásicos o más de vanguardia. Lo mejor es cubrir las distintas edades que tengan las clientelas.
  • Disfraces: una parte que pueda dar muchas satisfacciones, puesto que cuantos más variados sean, mejor considerada estará la tienda y cubrirás más necesidades

Darse a conocer una vez abierta la tienda de alquiler y venta de vestidos, disfraces y trajes

Los días de antes de que se inaugure el negocio, lo mejor es hacer publicidad sobre él. Una buena alternativa es hacer un lanzamiento por todo lo salto. El público estará expectante a la espera de la apertura de la tienda, por lo que solo hay que cerrar todos los temas que queden pendientes y confiar en tus posibilidades.

Obstáculos que puedes encontrar: en este sentido, hay que pensar en que este tipo de tiendas tienen que cuidar muy bien el género, en especial cuando son de alquiler. Esto no va a implicar únicamente la limpieza y los arreglos, también cuidarlas en caso de que algún cliente produzca algún daño en la prenda.

Recomendación final: lo mejor en este sentido es que en el caso del alquiler, acuerdas una cantidad por depósito por cada prensa, para que así el cliente tenga responsabilidad de lo que lleva. Igualmente, recomendable es contar con varios trajes o disfraces en varias tallas, así cubrirás más abanico de personas.

Esperamos que después de todos estos consejos tengas un poco más claro qué es lo que te espera si ves la posibilidad o te gusta este negocio. Lo cierto es que hay bastante demanda de disfraces y cada vez nos gusta más disfrazarnos, no solo por estas fiestas temática, también por la entrada con fuerza de la festividad de Halloween.