cropped-a340b29077084fe9ada9c921cc82b33b.png
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
shutterstock_1521253259(FILEminimizer)

Ventajas e inconvenientes de comprar un coche de segunda mano

Si sueñas con conducir el coche de tus sueños, pero tu bolsillo no te permite comprártelo nuevo lo mejor es apostar por un vehículo de segunda mano. Aunque este tipo de coches son perfectos también para personas que no necesitan un coche con el que hacer muchos kilómetros, les gusta cambiar de vez en cuando o simplemente quieren gastarse poco dinero.

Pues en este artículo vamos a conocer las principales ventajas e inconvenientes de comprar un coche de segunda mano, que te pueden ser de gran ayuda para tomar la decisión de comprar un coche nuevo o usado.

Ventajas de comprar un coche de segunda mano

Las principales ventajas que ofrecen los vehículos de segunda mano es que tienen un precio más barato, la compra puede ser rápida y se pueden encontrar coches fuera de mercado.

  • Precio más barato

Un coche de segunda mano, como su nombre indica, es un coche usado por alguien anteriormente, y cuyo propietario ha decidido venderlo. Por lo que la principal ventaja es que su precio será más bajo que el de un modelo existente igual, pero nuevo, que puedes comprar en un concesionario. Además de tener un precio menor, un coche de segunda mano, se deprecia menos que un coche nuevo por lo que resulta más rentable. Y también hay que indicar que siempre se puede negociar un poco el precio al tratar mayoritariamente con el propietario.

  • Compra rápida

La compra de un coche usado también se hace de manera más rápida que la compra de un coche nuevo, ya que no hay que esperar a que llegue el modelo que hayas elegido y hacer el dichoso papeleo.

En el caso del vehículo de segunda mano, la firma de papeles y la obtención del vehículo, es prácticamente al instante. “A la hora de vender o comprar un vehículo es necesario tramitar ante Tráfico el cambio de titular del mismo. Un permiso que hasta que se obtiene el definitivo se emite un permiso de circulación provisional que servirá al nuevo dueño para circular por el territorio nacional con el vehículo comprado”, confirman desde Trámites Vehículos Online, gestoría online especializada en la transferencia de vehículos.

  • Evita las revisiones de los concesionarios

Incluso, al comprar un coche de segunda mano, no solo estarás ahorrando si no que a la hora de realizar las tareas de mantenimiento del vehículo, evitarás posibles revisiones de las marcas. Es decir, tú podrás escoger el taller al que lo quieres llevar y evitarás esas revisiones de las marcas de coches. Además, el precio del seguro también será más bajo que el de un coche nuevo.

  • Comprar un coche fuera de mercado

Por otro lado, comprar un coche de segunda mano, te permite comprar un coche de una marca y modelo específico, que posiblemente ya no esté disponible en el concesionario o que ya se ha dejado de fabricar. Pero esto puede ser interesante, pero también un inconveniente porque habrá dificultad para encontrar piezas para su reparación.

Desventajas de comprar un coche de segunda mano

A  pesar de las ventajas mencionadas, adquirir un coche de segunda mano también conlleva algunas cosas malas.

  • Desconfianza del comprador

Normalmente la compra de un coche de segunda mano, acarrea cierta desconfianza a la hora de formalizar el contrato ya que no sabes si creerte todo lo que te cuenta el vendedor porque simplemente quiere vender el coche al mejor precio lo antes posible. Esta desventaja se podría evitar, acudiendo a una empresa de compraventa profesional de coches, aunque el precio aumentaría y saldría menos rentable. Pero te ofrecen una garantía que te aporta seguridad.

A consecuencia de la falta de desconfianza, finalmente puede que accedas a la compra del vehículo pero que incluso a la larga, encuentres alguna avería o problema que no te han mencionado. Hay ciertas averías que requieren de una reparación bastante cara, lo que puede provocar al final, que lo que te ahorras en el precio de compra, te lo gastes en  reparaciones.

  • Diferencia en la garantía del vehículo

La garantía de un coche de segunda mano es significativamente inferior que la de uno nuevo. Bien es cierto que dependerá de a quien le compres el coche, si a un particular o a una empresa de compraventas.

Si adquieres el coche de segunda mano de un particular, no tiene ninguna garantía mientras que si se lo compras a una empresa de compraventa de vehículos, si que tendrá pero no tan completa como la de un coche nuevo.

  • Tecnología y seguridad obsoletas

Aunque esta desventaja esté bastante clara, ni qué decir tiene, que al comprar un coche usado, no se obtendrá la misma tecnología ni la seguridad que ofrece un modelo de coche nuevo que se esté comercializando al mismo tiempo.

Este aspecto se empezará a hacer notable si el coche usado tiene más de cinco años de antigüedad.

  • No puedes configurar el coche a tu gusto

Por último, otro problema que hay que destacar es que no podrás configurar el coche antes de comprarlo, y con el coche nuevo, sí. Es decir, no puedes elegir, color, ni ninguna de las prestaciones que podrías elegir si se tratase de un coche nuevo, como por ejemplo, que lleve o no GPS, si es automático o manual, gasolina o gasoil…

Si has llegado hasta aquí y tienes aún más clara la decisión de comprar un coche de segunda mano, es importante que sigas los siguientes consejos antes de formalizar la compra para evitar problemas en el futuro y que te salga caro el nuevo vehículo.

Así, si no tienes conocimientos sobre coches es mejor que acudas a una empresa de compraventa de vehículos para evitarte problemas. O al menos, pide ayuda a un amigo o familiar que tenga conocimiento sobre coches para que te acompañe a ver los vehículos o te aconseje qué opción es mejor. Ganarás en muchos aspectos y obtendrás garantía y confianza en el proceso de compraventa.

Relacionado

Scroll al inicio