La limpieza en una empresa

La limpieza en una empresa

Como en la vida, la limpieza es en la actualidad un requisito indispensable para cualquier ámbito. Pero sí en uno tiene importancia, ése es el de las empresas, tanto por razones de seguridad, como por motivos de conservación e higiene. Es cierto que estoy comprobando que en los últimos tiempos se viene percibiendo una mayor conciencia y preocupación por mantener los entornos empresariales limpios, ya que se ha identificado la suciedad como una fuente de peligros para la salud y seguridad laboral cuando se encuentra en altos niveles. Está claro que si tu encuentras un restaurante, una tienda o la misma empresa donde haces tus gestiones sucia, algo te va a indicar que no funciona.

Soy de los que pienso que si por fuera una casa está sucia, por dentro lo tiene que estar aún más, de ahí que me guste la pulcritud en todas las oficinas que visito. Como te decía, los edificios limpios inspiran confianza, tanto para el público como para los propios trabajadores. Tengo claro que la falta de limpieza afecta y deteriora la imagen de los edificios. Esto es algo que puede afectar tanto a nivel de imagen de la propia sede del negocio, como a nivel global de marca, disminuyendo la notoriedad y el prestigio. Ya puedes ser el mejor abogado del mundo, que como tengas todas las pruebas manchadas de grasa, no vas a llegar  a nada.

El rendimiento será mucho mejor cuanta más limpieza y claridad tengas. El aire y las superficies limpias hacen que una empresa sea más eficiente en su producción, independientemente del ámbito de su actividad. Una noticia que puede ser sorprendente pero que no lo es, se ha descubierto que existe una clara relación directa entre el absentismo laboral y la falta de higiene. ¿Qué te parece?

La suciedad contiene microorganismos. Las operaciones de limpieza no solo deben de ser correctoras, sino también previsoras. Un espacio sucio puede convertirse en un foco de infecciones, generar malos olores y atraer a plagas de insectos como mosquitos, hormigas o cucarachas. No es la primera vez que se tiene que llamar a una empresa de control de plagas para sanearlo todo, con el coste que eso supone, y sobre todo, la imagen que das ante los clientes. “Perdona, no puedes venir a tu cita porque estamos fumigando una plaga de cucarachas”. Ya os puedo decir que si eso me pasa a mí, (y supongo que a todos), no volverá a pisar por ese lugar en mucho tiempo.

Empleados

Es importante que los empleados mantengan su propia higiene para no influir en el ambiente de la oficina. Por otro, es necesario que tengan un mínimo de orden y limpieza en su puesto de trabajo evitando que haya cosas innecesarias y todas las que son necesarias estén en su sitio. Es responsabilidad del empleado colocar todos los productos, utensilios y herramientas en los armarios, cajones y lugares correctos. Cuando la oficina es grande, es importante no obstaculizar los pasillos y dejarlos libres de cosas. Si algún empleado tira agua o cualquier líquido tiene que ser consciente de recogerlo con rapidez y limpiar posteriormente la zona de una manera adecuada y correcta.

Pintura

Hay que mantener la oficina bien pintada. Eso de mirar una pared y ver que hay desconchones, que todavía se nota la mancha de cuando se podía fumar en las oficinas, o manchas de algún traslado, es lamentable. El que tenga una pared así lo primero que tiene que hacer es ponerse en contacto con la empresa DeColor para que les haga un chapa y pintura en las paredes. Una mano de pintura siempre viene bien para comenzar de nuevo y dar una imagen adecuada. 

Cristales

Y si los cristales son importantes para dar una buena imagen, igual o más lo es la fachada. Si se cuenta con la maquinaria y los productos adecuados, se puede tener un edificio en buenas condiciones.

Aparatos electrónicos

Hay que tener cuidado con los artículos tecnológicos de una oficina ya que requieren de una limpieza específica y especial. Las pantallas de los ordenadores o pantallas de televisores son muy sensibles al tacto y necesitan que se limpien con productos determinados. Por otro lado, los teclados, ratones y teléfonos son focos de enfermedades contagiosas como resfriados o virus, dicen que hay más bacterias que en un cuarto de baño.

En definitiva, mantener la oficina en un buen estado es muy importante para mantener la conciliación laboral y que los empleados trabajen a gusto y en niveles de óptimos de higiene.