Hablemos de colores

Hablemos de colores

Soy de esas personas que piensa que tu casa tiene que estar bonita, decorada a tu gusto, que es un sitio donde normalmente se pasa mucho tiempo y en el que debemos de encontrar todo lo que tenemos de una forma ordenada, todo bien colocado, al gusto de uno mismo, con los colores y diseños que a uno le gusta… (siempre que se lo pueda permitir claro). Por eso, para decorar la mía contraté los servicios de Bayeltecnics, una empresa que se dedica al interiorismo. Su lema es «tú puedes soñarlo, nosotros podemos hacerlo…” y es un lema con el que han acertado 100 por 100, porque cuando decidí cómo quería decorar mi casa, hablé con ellos, e hicieron esos sueños realidad. Así que si tenéis ideas, queréis cambiar alguna parte de vuestra casa, negocio… o simplemente queréis que os aconsejen porque no se os ocurre cómo hacerlo, de verdad os aconsejo que acudáis a esta familia de expertos porque os van a ayudar mucho.

Elige cómo conseguir un espacio acogedor en tu casa

Y es que, como decía al principio, estar a gusto con la casa de uno mismo, pensando que la has decorado como tú has querido, ayuda mucho a llevar una vida mejor. Parece que no pero, llegar a casa después de un día cansado, encontrártela de la forma en la que has elegido decorarla, bonita para ti y los tuyos, y poder descansar de ese largo día ahí, es uno de los placeres que nos concede la vida. Todo si no tenemos que hacer deberes con los peques, o terminar de limpiar, hacer la cena…( no puedo pedir todo ¿no?), bueno pues os pongo otro ejemplo. Levantarte un sábado ( lo he elegido a posta, suele ser un día de no trabajar…) y encontrarte en tu habitación, rodeada de esos muebles tan bonitos que elegiste junto a tu pareja, esos colores que tanto costó combinar pero que al final quedan preciosos, esos objetos que has ido comprando en viajes para decorarla… sentirte bien ella… eso, aunque parezca exagerado,desde mi punto de vista, es otro placer de la vida.

Enseñar a tus amigos y familiares la forma en la que has decorado tu casa tan orgulloso… Vamos, en el fondo nos gusta a todos no lo neguéis. Porque indirectamente, la forma en la que tienes tu casa decorada habla de ti, y de hecho, dice mucho. Ya no solo hablo de tenerla ordenada o desordenada ( que también…) , si no de la forma y disposición de los muebles, los colores que elijas tanto de las paredes como de los elementos ornamentales… definen mucho la personalidad de quienes viven ahí. Y es algo curioso la verdad, porque parece que sólo elegimos cómo decorar dependiendo de nuestros gustos, pero en realidad es nuestra personalidad la que se está expresando y esta saliendo a la luz para decir: aquí estoy yo, y yo soy así.

En psicología estudié que según el color de tu habitación, te influye de una forma u otra. Y es una cosa que tenemos que tener muy en cuenta a la hora de elegir el color de nuestras habitaciones o la de nuestros hijos, puesto que normalmente somos los padres los que tomamos esa decisión si son ellos muy pequeños. Voy a daros más ejemplos de lo que me refiero con esto, y tratar de explicarme mejor. Colores como el rojo, el naranja o el amarillo te dan energía, te hacen estar más alegres, por eso son buenos para las personas que tienden a ser más pesimistas o están tristes. Los colores como el azul, verde o el violeta, son colores que te transmiten calma y tranquilidad, todo lo contrario a los anteriores vaya, el blanco y el beige te permiten concentrarte mejor, el gris o negro transmite pesimismo… Como curiosidad os cuento que nuestro estado de ánimo, por otro lado influye a la forma en la que nos vestimos y los colores que elegimos. Echad un vistazo a cómo nos vestimos según nuestro estado de ánimo.