Consejos para empresas en tiempos de crisis

Consejos para empresas en tiempos de crisis

Muchas de las empresas que pueblan nuestras ciudades y polígonos industriales no se encuentran en la mejor de las situaciones y es que tras la crisis que hemos sufrido hace unos años y de la que muchos todavía no se han recuperado o directamente no han podido salir, ahora nos encontramos con que llega la crisis del coronavirus a frenarnos por completo. Si bien es cierto que la anterior era una crisis económica y esta es una crisis completamente diferente, la cual se deriva de una pandemia que afecta a todo el mundo, la realidad es que el parón económico que estamos viviendo al tener que estar encerrados en casa hace que sean muchas las compañías que realmente estén pasando por momentos muy complicados. Y es que en esta ocasión no importa el tamaño del negocio ni cual sea su actividad comercial porque la realidad es que todos están cerrados a cal y canto, en muchos casos, obligados por los gobiernos autonómicos y central, pero con un futuro incierto como el que nos espera y ya estamos viviendo y con unas autoridades que no protegen ni a los trabajadores ni a los empresarios para poder seguir subsistiendo, el panorama que se presenta es realmente complejo.

Esto que os hemos mencionado en la introducción no es algo que nos hayamos sacado nosotros de la manga y es que la crisis provoca el cierre de 133.000 empresas y el registro cae a niveles de 2001 y en apenas dos meses de crisis, se ha producido un deterioro del tejido productivo como nunca había ocurrido, lo que complica una recuperación rápida tras la pandemia. Y es que esta crisis está suponiendo un duro mazazo para una economía que ya de por sí no era muy boyante, por lo que muchos negocios están tratando de buscar soluciones o planes para poder hacer frente a lo que estamos viviendo y a lo que nos viene por delante y tratan de buscar una salida hacia delante, sin embargo, por desgracia, muchos de ellos se quedan por el camino. Es por ello por lo que a continuación os queremos ofrecer algunos consejos que podéis seguir para intentar reencaminar la situación y tratar de minimizar al máximo posible los inconvenientes derivados de esta situación.

Consejos

Una de las fórmulas a la que podemos optar es invertir el poco dinero que nos quede en potenciar nuestra transformación digital y es que ahora que todos estamos en casa es el momento oportuno para poder ofrecer todos nuestros servicios a los clientes de forma remota a través de la red. Pero no solo eso, sino que con esta acción ya habremos dado el paso lógico de todo comercio y con ello asentaremos una buena base para el futuro del ecommerce. En este sentido, apostar por llevar a cabo un sitio web potente con una tienda online de confianza y fácil de usar es una de las mejores opciones que tenemos para vender en un momento como es el actual en el que solo las compañías que ofrecían este servicio pudieron minimizar sus pérdidas. Además, más allá de la creación de la web y de la tienda online, las redes sociales nos pueden servir para darnos a conocer y promover este nuevo servicio, de tal forma que en ese aspecto nos estaríamos ahorrando un dinero importante en labores de marketing.

Otra de las soluciones que os proponemos para poder tener un colchón de dinero pasa por solicitarlo. Si bien es cierto que en la situación actual muchas de las entidades bancarias no nos darán nada, la realidad es que en internet podemos encontrar otras fórmulas fiables y de confianza que nos aportarán ese dinero que nos hace falta en la actualidad para poder sobrevivir. En este sentido, si vosotros nunca habéis tenido la necesidad de pedir dinero y no conocéis como lo podéis hacer, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Findango Finance, ya que ellos os pueden ayudar ofreciéndoos, entre otros, descuentos de pagarés, anticipos de facturas o anticipos de contratos, algo que, sin duda alguna, en los tiempos que corren es de vital importancia.

Redes sociales

Antes hablábamos de ellas de pasada, pero la realidad es que las redes sociales nos pueden servir de ayuda para subsistir. Esto se debe a que su uso es relativamente sencillo y gracias a ellas podemos llegar a un gran número de clientes, por lo que si nos damos a conocer podemos llegar a vender mucho a través o gracias a ellas. Es por ello por lo que no debemos de descuidarlas y apostar por ellas para crecer.