Ropa de trabajo para restauración, estilo y comodidad

Ropa de trabajo para restauración, estilo y comodidad

Los uniformes de trabajo son de vital importancia para garantizar la seguridad y la comodidad del empleado en la realización de su tarea profesional, en su lugar de trabajo. Escoger la que mejor pueda cumplir estas funciones no es una decisión intranscendente por parte de los responsables,  la ropa de trabajo, al incidir en el bienestar y confort del trabajador, incluso en su autoestima, puede mejorar su productividad, porque el trabajador se siente más seguro, evitándose incluso accidentes laborales. Seguridad y comodidad, son los valores que más se aprecian en la ropa de trabajo. Pero podemos añadir una más, y es la función estética, por el diseño, tipo de tejidos y los colores, estampados, el estilo en definitiva, es también muy importante, para dar la imagen de marca que pretendemos, que sea agradable, con calidad y comodidad.

Cada indumentaria laboral debe estar adaptada al sector de trabajador que la usa, se deben tener en cuenta las circunstancias de trabajo concretas, no es lo mismo trabajar al aire libre, con la incidencia de los factores climáticos continuamente sobre el trabajador, o trabajar en el interior de un recinto, o trabajar en altura. No es lo mismo trabajar en una tienda de ropa que en una gran superficie de alimentación, o en un centro de Estética. La ropa de trabajo debe estar pensada expresamente para esa profesión concreta, para que facilite y mejore las condiciones de trabajo, la realización del mismo, y la salud de los trabajadores. Resistencia, flexibilidad, transpirabilidad, impermeabilidad, capacidad térmica, son algunas de las características que deben tener los tejidos para confeccionar ropa laboral.

De los trabajadores de hostelería se exige rapidez máxima, eficiencia en el trabajo, atención de calidad, por lo que las necesidades específicas en la ropa de trabajo para estos trabajadores deberán ser la ligereza, confortabilidad, además de diseños muy atractivos, tanto en estampados como en colores lisos o la gama de los grises, negros, muy demandados para empleados de hostelería. La industria textil dispone de los tejidos más novedosos para confeccionar estos uniformes de trabajo.

Lo más de lo más en ropa laboral para hostelería

En los negocios de hostelería, -restaurantes, bares, gastrobares, cafeterías- la imagen se vende tanto como los productos que se sirven. Por lo tanto, la imagen de marca del establecimiento, su decoración, limpieza, los detalles, el servicio, la imagen y el trabajo de los empleados, su uniforme, todo esto es parte esencial del negocio. El cliente valorará el local para tomar futuras decisiones de compra en el mismo en función de estas percepciones, antes incluso de su propia experiencia gastronómica. Así de importante es la imagen y reputación –todo se ve después en las redes sociales- de una empresa de hostelería.

Estamos de acuerdo en que en el sector de hostelería existe una gran competencia, y los clientes actuales son de los más informados, exigentes y conocedores de todo tipo de establecimientos, tipos de comida, cocina internacional; es necesario buscar la diferencia, lograr tu propia imagen, tu marca de calidad, lo que busquen los clientes actuales. La primera diferencia la vas a establecer en el vestuario de trabajo de tu equipo, y no solo con el bordado de un logo en el bolsillo de la camisa, deberás customizar las prendas al estilo del local, que lleven alguna de las características o estilo de lo que pretendes vender, eso dará originalidad y credibilidad, el cliente lo percibirá a la primera.

Deberán darse pequeñas notas de distinción, manteniendo la uniformidad, a la ropa si es para chicas o para chicos, detalles pequeños en solapas o cuellos que marquen una pequeña diferencia en cuanto a comodidad y estilo, adaptación a las diferentes anatomías, pero que solo lo noten los que lo están vistiendo.

Doblege es distribuidora de todo tipo de vestuario laboral Velilla, una de las principales fabricantes de ropa de trabajo en España, y nos confirman que el vestuario específico para hostelería debe estar confeccionado con tejidos y materiales de alta calidad, que garanticen su durabilidad, así como la comodidad de su uso. En Velilla cuidan el diseño, ideado para conseguir mayor libertad de movimientos de los profesionales, y siempre están adaptados al tipo de servicio que ofrezcan.

Otra de las tendencias actuales es apostar por el denim, todo un clásico, que siempre consigue renovarse. En hostelería existen colecciones de todo tipo de prendas: Camisas, pantalones, chaquetas, camisolas, con el algodón como tejido estrella, que asegura la comodidad, son antialérgicas, transpirables, dan una imagen casual y fresca al joven equipo del restaurante.

Utilizar tejidos de algodón orgánico reciclado, y poliéster reciclado, también es una apuesta por el medio ambiente, con opciones de ropa de trabajo sostenible y respetuosa con el entorno. Todo esto sin minimizar en absoluto el diseño más elegante y actual.

En el vestuario de hostelería el delantal no ha hecho más que ganar protagonismo con el tiempo, y hoy es una prenda indispensable, es protagonista de toda la película, va más allá de la cocina y la sala: Es fácil de usar, unisex, cómodo, se puede personalizar, puede llevar publicidad, su estilo puede ser industrial, vintage, retro, artesanal, con materiales denim, o piel, o telas especiales, cortos o largos, con peto o sin peto. Un delantal para el equipo de trabajo del restaurante es el remate perfecto a la equipación, y es, realmente, una prenda muy útil. No deben olvidarse los detalles como unos buenos bolsillos donde los trabajadores puedan guardar el comandero electrónico, que está sustituyendo el bloc de papel y bolígrafo.

El calzado debe incluirse dentro del equipo de ropa de trabajo para hostelería, estos trabajadores pasan muchas horas de pie, y se mueven con mucha rapidez, caminan mucho a lo largo de su jornada laboral. Un zapato ligero en piel, flexible, y antideslizante, en colores neutros, que no produzca choque visual con el uniforme, o un zapato tipo deportivo oscuro, también es muy recomendable, por su buena adaptación al pie durante muchas horas, permitiendo una pisada relajada y cómoda.