Nunca olvides las tallas grandes

Nunca olvides las tallas grandes

En el contexto de la sociedad contemporánea, que también es la sociedad de la imagen, nos han hecho creer que el negocio de la moda está hecho por y para todas aquellas mujeres con cintura de avispa. No en vano, las imágenes que nos muestran la televisión, las páginas para anuncios de los periódicos o las marquesinas de los autobuses así lo revelan.

Sin embargo, ¿qué hay de todas las demás mujeres? Nos referimos a aquellas que no desfilan por las pasarelas de moda, o a aquellas que no posan ante los focos de los fotógrafos o ante los espejos de los mejores diseñadores del mundo. ¿Acaso no pueden ellas vestir con elegancia a causa de su talla?

Por supuesto que pueden. Y de hecho, descubrí que muchas de ellas lo consiguen. Cuando, con ocasión del enlace matrimonial de un viejo amigo, pregunté a una conocida dónde había comprado un estiloso vestido verde, me habló de un portal web llamado Corazón XL. Me contó también que gran parte de su armario actual lo consiguió gracias a dicho portal, cuya variedad de artículos se extendía desde vestidos de fiesta hasta camisetas y leggins.

Inmediatamente comprendí que la moda no es ese oasis de perfección que podemos ver cada día. La moda es un negocio en el que todas las mujeres tienen cabida y en el que las tallas de mayor tamaño no tienen por qué quedar relegadas a un segundo plano. Y este es un consejo que debería ser anotado en el bloc de cualquier emprendedor que se maneje dentro de este mercado o que desee hacerlo. Digo esto porque, según un estudio llevado a cabo por el Ministerio de Sanidad y que realizó cuestionarios a más de 10.000 mujeres españolas con edades comprendidas entre 12 y 70 años, el 43% de las mujeres opina que la ropa que pueden encontrar en las diferentes tiendas del país es demasiado pequeña.

Ropa demasiado pequeña

Ese porcentaje de mujeres abandona apenada los establecimientos, y probablemente los complejos que sufra se vean reforzados. La clave para fidelizar clientes no solo pasa por realizar ventas, sino que, con sus compras, nuestro cliente se marche feliz. De esa manera seremos su primera opción para cuando vuelva a necesitar cualquier cosa del sector. En nuestro caso, hay que saber transmitirle lo siguiente: “nosotros te vamos a dar lo que los demás no han sido capaces de darte”. Y más aún: “gracias a lo que podemos darte, abandonarás todos tus complejos”. Y es lo que le ocurrió a la conocida de la que os hablaba previamente con el portal CorazónXL Tallas Grandes. Utilizando dicho vehículo, encontró la manera de volver a sentirse bien consigo misma, sin andar esclavizada por el tamaño de sus muslos o la anchura de su cintura.

Por tanto, si te dedicas al negocio de la moda y tienes en cuenta ese dato que te proporcionaba previamente, comenzarás a darte cuenta de las posibilidades y el volumen de negocio que ofrece la venta de género de mayor talla. Estamos hablando de que prácticamente una de cada dos mujeres encuentra pequeña la ropa de las tiendas. Ello ofrece un universo de posibilidades en el ámbito de la venta de las prendas más grandes. Posibilidades que satisfacen a vendedor y comprador, condición que, sin lugar a dudas, es sinónimo de éxito.