Montar una Consulta de Odontología

Montar una Consulta de Odontología

Clínica dental

Cuando la mayoría de los odontólogos salen de la Facultad salen con la idea de montar una clínica. No es mala idea, si sabes cómo hacerlo. No es fácil, pero hay que esforzarse y estar bien preparado. Un buen ejemplo de éxito es la Clínica Dental Morante, que ha sabido hacerse un hueco en este competitivo sector. ¿Pero cómo lo ha hecho?

En España aún no se ha adquirido el hábito de ir de forma periódica al dentista y, en muchos casos, a pesar de presentar graves problemas de caries, son pocos los que acuden, a menos que ya les suponga un problema serio. En esto influye el que los servicios bucodentales no estén contemplados en la sanidad pública (el 90% de los recursos humanos en odontología trabaja en el sector privado). Afortunadamente poco a poco se van cambiando los hábitos.

En los últimos años, cada vez hay más clínicas y consultas especializadas en odontología. Esto se debe al hecho de que la sanidad pública no ofrece este servicio. Por eso, si queremos llegar a ser especialistas en implantes dentales de Madrid, tenemos que hacernos nuestro hueco.

  • Obtén el capital inicial. Puedes hacer esto mediante la adquisición de un préstamo para pequeñas empresas de un banco, encuentra inversores dispuestos a prestarte dinero o trabaja en el consultorio dental de otra persona mientras ahorras el dinero.
  • Busca una buena ubicación. Busca áreas que se estén desarrollando o que tengan escasez de dentistas. Asegúrate de que el costo esté dentro de tu rango de precio y el tamaño de la oficina sea adecuado para el negocio que deseas poner. Puedes alquilar, aunque muchos dentistas optan por comprar su ubicación y tener la libertad para adaptarla a sus necesidades. Te imaginas que instalas una clínica dental en una zona donde apenas hay niños. Pues está claro que ese puede ser una parcela de tu público objetivo.
  • Contrata empleados, los cuales incluyen higienistas, asistentes dentales y recepcionistas. Asegúrate de que los empleados estén bien calificados y sean confiables. Si no estás seguro de cuántos empleados vas a contratar, empieza poco a poco: es más fácil hacer crecer que reducir, y se va a necesitar cierto tiempo para que tu oficina maximice el negocio.
  • Si ves que tu presupuesto no te da para mucho, tendrás que pensar en contratar servicios externos. Por ejemplo, las prótesis dentales se contratarán externamente puesto que en principio no se dispondrá de un laboratorio. Si afortunadamente el negocio va bien, poco a poco podrás ir ampliando y contar con todos los servicios.
  • Para la creación de un negocio competitivo con el sector es necesario el conocimiento de la competencia y, en concreto, de los servicios que ésta ofrece para poder equiparar y, a ser posible, mejorar su oferta.
  • Y no te olvides, antes del comienzo de la actividad se debe de poner en marcha una campaña de promoción. Analiza en dónde y cuándo debes anunciarte, ahora está muy de moda, hacerlo en las redes sociales así que no lo olvides, un buen Community Manager, te lo puede arreglar.

Como te decía, no es fácil llegar a ser las clínicas donde se pongan los mejores implantes dentales de Madrid, pero para ello hay que trabajar, no tirar la toalla y confiar en nuestras posibilidades. No hay que aflojar y apostar por ello. Y ten ojo, porque abrir una clínica dental puede ser muy costoso, y hacerlo incorrectamente puede llegar a ser un error financiero de gran tamaño, que no te lo quites de encima en mucho tiempo.