Más vale prevenir que curar

Más vale prevenir que curar

Que un equipo de profesionales se encargue de promover la seguridad y salud de tu empresa, que lo hagan de una forma eficiente, económica, y con un gran sentido de la responsabilidad, es lo que Sermecon te ofrece, entre otras funciones. El equipo muestra un conjunto de personas altamente capacitadas y con mucha experiencia para  vigilar la salud de los trabajadores de otras empresas, llevan a cabo muchas actuaciones preventivas anuales, para prevenir riesgos laborales, siempre actualizadas a la legislación aplicable, esta empresa además cuenta con un departamento interno que verifica el grado de cumplimiento de los compromisos que tienen, están pendiente de las necesidades de sus clientes y de sus colaboradores, aportan soluciones a las empresas, siempre adaptándose a las necesidades personalizadas de cada una, y garantizan confidencialidad plena y absoluta de las empresas que colaboran con ellos.

SEGURIDAD LABORAL

Así que ya sabéis, están a vuestra disposición para atenderos amablemente y para solucionaros todo tipo de dudas e inquietudes que os puedan surgir, la empresa se encuentra situada en Alicante por cierto. Echad un vistazo a su página, ahí os informan por ejemplo de un montón de cursos que tienen de prevención de riesgos laborales, porque es un tema muy serio que hay que tratar de evitar y solucionar. Ellos también son especialistas en seguridad e higiene de la empresa, proponiendo planes de medidas higiénicas dentro de la empresa. Al mismo tiempo, después de estudiar bien la empresa  y todo lo que ello conlleva, proponen un plan de riesgos laborales, porque sabemos que todas las empresas no funcionan de la misma manera, en unas se manipulan unos materiales, en otras otros… y en sermecon lo que hacen es personalizar al máximo las medidas de cada empresa atendiendo siempre sus necesidades específicas. Otra función que cumplen es la de encargarse de todas las actividades de vigilancia y control de la salud de los trabajadores. Entre varias más.

Y es que este es un tema muy serio que puede afectar gravemente, tanto a la salud de las personas que trabajan en una empresa, como a la propia economía de la empresa.

Hay muchos sitios en los que se invierte bastante porcentaje de capital en la seguridad, pero se olvidan de hacer una revisión constante, para verificar que todo sigue en orden y funcionando en caso de emergencia. Y luego pasa lo que pasa, los sistemas de vigilancia no funcionan bien del todo, los sistemas de alarma se estropean y puede que no suenen cuando se las necesita, que las personas que se encargan de la seguridad siguen capacitadas, están en forma o son de confianza… en fin un montón de aspectos a tener en cuenta, que cuando falle alguno, algo muy grave podría llegar a ocurrir.

Cierto es que son miles de cosas a tener en cuenta, pero es que luego nos echamos las manos a la cabeza cuando ocurren los accidentes, o nos entran a robar, o pasa algo gordo en la empresa cuyas consecuencias son catastróficas, ya no habrá manera de volver atrás para prevenir lo ocurrido. Y a verdad es que es una pena, pienso que un buen empresario se gastaría el dinero que fuera necesario con tal de prevenir, de intentar evitar males, y sobre todo de proteger a sus trabajadores, porque al fin y al cabo que entren a robar es una de las cosas menos graves que puede pasar, pero que un trabajador sufra un accidente dentro de la empresa porque las cosas no estén del todo sujetas, o reparadas o lo que sea… es un mal que ni se puede comparar a que roben algo de la empresa. Supongo que muchos estaréis de acuerdo conmigo en todo esto, y la verdad es que lo veo desde el punto de vista de una trabajadora, porque en empresas que estuve hace años pude ver accidentes que, de haber puesto otro tipo de seguridad, podrían haberse evitado perfectamente, y no que puede llegar a causar daños irreparables en las personas que trabajan ahí, todo porque el jefe de la empresa no le importe más que el dinero y que su empresa vaya bien sin darle nada de importancia a sus trabajadores. Esto no puede ser señores, más vale prevenir que curar.