Contrata el servicio de igualas jurídicas para tu empresa

Contrata el servicio de igualas jurídicas para tu empresa

Los emprendedores son cada vez una figura más emergente e importante dentro de la economía de nuestro país. Personas que acaban abriendo su propia empresa llevados por diferentes motivos, desde el descontento con la situación actual financiera, la falta de empleo por cuenta ajena o incluso porque se niegan a trabajar por los bajos salarios que se están ofreciendo ahora mismo para gente que está más que cualificada. Ingenieros que salen de sus carreras y tienen como opción ser becarios o acabar de teleoperadores casi por el mismo precio. Pero ojo, ser emprendedor tiene también sus gastos, y hoy os vamos a dar un consejo para ahorrar en el apartado jurídico de tu compañía, subcontratando servicios de igualas de bufetes tan prestigiosos como el de Ferrer Navarro, en Valencia.

PIENSA EN LAS SUBCONTRATAS

Y es que si tuviésemos que contratar a un especialista por cada uno de los departamentos o servicios que necesitamos en la compañía, el hecho de emprender o montar nuestro propio negocio sería una tarea como mínimo titánica e imposible para cualquiera al que no le hubiese tocado antes el euromillones o cualquier sorteo de estos que te retira de trabajar toda la vida. Imaginaos: un informático para las tareas de mantenimiento, un abogado para todo lo referente a los temas jurídicos, una persona para que llevase la limpieza simplemente de nuestra oficina… Se trata de algo totalmente insostenible. Pero no siempre lo vemos tan claro.

Por ejemplo, el caso más sencillo de explicar es el de la persona de la limpieza. No tiene sentido tener a alguien limpiando las 8 horas al día una oficina de unos 50 metros cuadrados, por dar una cifra de un profesional liberal que se alquile un estudio para abrir su negocio. Normalmente lo que se suele hacer en estos casos es contratar los servicios de una empresa que tienen a diferentes limpiadores con su sueldo y su contrato y que nos los mandan por horas pero también trabajan en otras empresas y oficinas para completar la jornada.

Pues bien, esto que suena tan sencillo para entender con este ejemplo, aunque no lo creáis, se puede hacer también con los servicios jurídicos que se suelen necesitar por normal general en una empresa. No hace falta tener al abogado con nosotros físicamente todo el tiempo, sino que se pueden contratar sus servicios de igualas.

Nosotros por ejemplo os recomendamos desde aquí uno de los despachos que mejor funciona en este sentido para las empresas, que es el de Ferrer Navarro, en Valencia. Desde 239 euros al mes, este bufete presta servicios para empresas entre los que se incluyen, por ejemplo, asesoramiento y representación jurídica en general, atendiendo puntualmente cualquier duda que pueda surgir en el desarrollo de la actividad comercial, mediante consultas telefónicas, por correo electrónico o en el propio despacho; redacción, revisión y/o modificación  de todo tipo de contratos, en especial aquellos dirigidos al tráfico usual de venta de bienes; redacción de contratos personalizados para cada tipo de empresa, atendiendo a las características propias de la actividad comercial que desarrollemos; gestiones extrajudiciales y judiciales para el cobro de créditos frente a los deudores; mediación en la negociación de contratos con otras personas físicas o jurídicas; asesoramiento y representación legal en materia laboral en general; en general todo tipo de asesoramiento y representación legal que pudiera necesitar; y reducción del 70 por ciento sobre los honorarios de abogado con referencia a los recomendados por el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia en los asuntos no cubiertos por la iguala, etc.