Los beneficios de crear una cooperativa

Son muchos los que hablan de los beneficios de crear una cooperativa, sin embargo, tu aún dudas de si te conviene o no hacerlo. Entonces, si el problema es la desinformación sobre lo que puedes ganar y cómo puedes hacerlo, hemos elaborado un artículo para que conozcas todos los beneficios de las cooperativas y como funcionan. Sigue leyendo y entérate.

¿Qué es una cooperativa?

Primero hay que comenzar por definir de que hablamos cuando nos referimos a una cooperativa. Esta se trata de la unión voluntaria de personas físicas o jurídicas con la finalidad de crear una organización común por la producción de un bien o la prestación de un servicio, siendo sus características principales las siguientes:

  • Se precisa un mínimo de 3 socios para su constitución en el caso de las cooperativas de primer grado; y 2 para las de segundo grado.
  • El capital social mínimo debe estar reflejado en los Estatutos de la Cooperativa.
  • La razón social será el nombre de dicha cooperativa acompañada por: “Sociedad Cooperativa” o “S. Coop”.
  • Se tiene una responsabilidad limitada al capital aportado.
  • Cada socio tiene derecho a un voto, independientemente de cuál haya sido la cantidad que haya aportado a la cooperativa
  • No es posible transmitir su propiedad, por lo que la única forma de hacerlo es mediante la baja de los socios.

Además de ello, hay una serie de valores característicos como la ayuda mutua, la responsabilidad, la democracia, la igualdad y la equidad en la que se basan las cooperativas. Además de que sus miembros deben reflejar valores éticos de honestidad, transparencia, responsabilidad social y preocupación por los demás.

Así, el objetivo de estas cooperativas es ofrecer un medio para satisfacer alguna necesidad o expectativa que tengan los asociados

Beneficios de las cooperativas

Ahora, si, el equipo de expertos en asesoría iscal, laboral y contable especializada en cooperativas y Sociedades Limitadas Laborales de Tramites Faciles Santander nos cuentan las razones por las que podría se runa buena idea crear una cooperativa y beneficiarte de sus ventajas:

  • Beneficios financieros de las cooperativas. Tienes disponible varias líneas de ahorro y crédito con facilidades de acceso para cumplir tus metas. Ofrecen tarifas especiales con tasas de créditos competitivas respecto del mercado.
  • Beneficios educativos. Te ofrecen auxilios, becas o créditos para ayudarte a desarrollar tus metas profesionales y las de tu familia.
  • Beneficios recreativos. Encuentros, reuniones, salidas de integración y celebración de algunas fechas especiales pensadas para el esparcimiento de todos los miembros de la cooperativa.
  • Seguros y Previsión. Las cooperativas ofrecen alianzas con entidades que brindan protección y apoyo a las personas miembrosen situaciones adversas.
  • Sorteos, campañas. A lo largo del año se organizan actividades en las que los asociados pueden recibir premio, bonos, cupones o descuentos en ciertos establecimientos.
  • Poder de decisión. En las cooperativas se defiende el principio de la autonomía y la independencia, es decir, todos los miembros participan en la toma de decisiones por igual en un sistema bastante democrático. De esta forma, se consigue un gran consenso delante de cualquier reto a afrontar y se fomenta la implicación de todo el mundo.
  • Capital social variable: como dijimos anteriormente, el capital social se debe reflejar en los Estatutos de la cooperativa, pudiendo  adaptarse a las posibilidades de los socios que deciden emprender la cooperativa.
  • Responsabilidad limitada: los socios solos se hacen responsables del capital que han aportado.
  • Libre adhesión: los socios pueden darse de alta y baja en el momento que lo deseen.
  • Bajo riesgo: Por la misma característica de que las decisiones deben ser tomadas entre todos los miembros del grupo de forma democrática, estos no se precipitarán en determinadas inversiones, sobre todo si hay un riesgo de afecar el futuro y las ganancias de la cooperativas por lo que hay un abajo riesgo de pérdida.
  • Alta comunicación entre los socios: al estar todas las personas muy involucradas en el funcionamiento, entre ellas se crea una comunicación constante y eficiente y con una transmisión de información rápida y eficaz.
  • Hay la posibilidad de inscribirse al régimen de la Seguridad Social: en cualquier forma, ya sea en el régimen general o como autónomo.
  • Hay programas gubernamentales que les facilitan la financiación: las entidades de crédito no están muy abiertas a conceder financiación a cooperativas, por lo que para  poder fomentarlas, la Administración Pública acostumbra a ofrecer sus propios programas o ayudas para que estas uniones logren el financiamiento que necesitan y puedan crearse.
  • Están exentas de gastos de registro e impuesto sobre la renta: en la misma línea que lo anterior, para conseguir que sean viables y que aparezcan más cooperativas en todo el territorio, estas gozan de la ventaja de no tener que pagar por el registro de la misma , ni tener que pagar impuestos sobre la renta, de forma que al no tener tantas cargas, les sea más fácil registrarse y al mismo tiempo, sean una opción atractiva para las personas, sobre todo en comparación con otras opciones que no tengan esos beneficios.
  • Preferencia de la Administración a recurrir a sus servicios: al ser una forma societaria que no es muy conocida entre el público en general, la Administración suple esta falta de clientes mediante el encargo de determinados servicios a las cooperativas.
  • Se puede cobrar el Pago Único de la Prestación; otra ventaja que ofrece la Administración Pública a aquellas personas que quieran comenzar una cooperativa, es que, en caso de encontrarse en paro, pueden cobrar en una sola cuota el total que hubiesen cobrado mes a mes hasta agotar la prestación, de forma que puedan disfrutar de este dinero antes de iniciar sus labores dentro de la cooperativa.

¿Quiénes pueden asociarse?

De seguro que después de leer la cantidad de beneficios que ofrecen las cooperativas estás más decidió a comenzar con una. Debes saber entonces que cualquier persona natural o jurídica puede asociarse a una cooperativa. En el caso de las jurídicas, las cooperativas pueden ser una forma eficaz de cooperación en el intercambio de bienes y servicios, ya que permiten la creación de relaciones, el establecimiento de alianzas estratégicas, situacionales e iterativas e incluso la concesión de franquicias.

¿Cómo te puedes asociar a una cooperativa?

El proceso de afiliación no es el mimo en todos los casos y suele variar dependiendo el tipo de cooperativa y el tipo de persona. No obstante, si que hay unos requisitos que suelen repetirse en la mayoría de los casos  y son:

  • Diligenciar un formato de vinculación asociados el cual se entrega en la oficina en la que se hará el registro
  • Adjuntar fotocopia de la cédula (ampliada al 150%)
  • Efectuar un aporte inicial por el valor que indiquen
  • Las demás que se consideren de acuerdo al caso

¿Cómo se reparten los beneficios de una cooperativa?

Una vez la cooperativa haya generado sus ganancias, estas pasarán por el siguiente recorrido hasta llegar al bolsillo de los socios de la cooperativa:

  1. Deducir las pérdidas del ejercicio anterior.
  2. Destinar el 20% de los excedentes al fondo de reserva obligatorio de la cooperativa.
  3. Destinar el 5% de los excedentes al fondo de reserva de educación y promoción, lo cual es de carácter obligatorio.
  4. Pagar los impuestos correspondientes.
  5. Finalmente, se decidirá si los excedentes sobrantes (en caso de quedar alguno) irán a parar a manos de los socios de la cooperativa o más bien se ingresarán en los fondos de reserva obligatorios o voluntarios. Esto de acuerdo a lo que se haya establecido en  los Estatutos de la cooperativa o su Asamblea General o por un acuerdo expresado en más de la mitad de los votos.

¿Qué desventajas tiene una cooperativa?

Por último, es bueno tomar la decisión de iniciarse en una cooperativa sabiendo también las desventajas con las que se tendrá que lidiar:

  • Dificultad para acceder a financiación externa por parte de entidades decrédito: las cooperativas no son bien vistas por las entidades financieras, ya que al no tener un organigrama o estructura típica a nivel de empresa las consideran de alto riesgo y por lo tanto no suelen prestar ayudas económicas de ningún tipo para la constitución de la misma.
  • Lentitud en la toma de decisiones: el hecho que las decisiones tengan que ser tomadas por la mayoría de los miembros mediante votaciones hace que se retrase esta toma de decisiones, lo cual puede afectar en el caso de necesitar una elección inmediata.
  • Límites en la contratación de trabajadores no socios: no pueden contratar a aquella cantidad de trabajadores que deseen, sino aquel número establecido por la ley.
  • Dedicación de los beneficios a fondos obligatorios y voluntarios: en caso que haya beneficios, hay que destinar el 30% de ellos para cubrir pérdidas de otros ejercicios (en caso que las haya habido).
  • Falta de formación de sus miembros: los miembros de una cooperativa acostumbran a ser expertos en aquel servicio o producto concreto que van a ofrecer, pero la mayoría de las veces carecen de los conocimientos necesarios en cuestiones contables o administrativas necesarias para desarrollar el negocio.