Las empresas de construcción vuelven a repuntar en nuestro país

Las empresas de construcción vuelven a repuntar en nuestro país

Los últimos años han sido complicados para todos nosotros y es que en todo el mundo se ha vivido una crisis que nos ha envuelto a todos los ciudadanos del planeta, sin excepción. Una importante recesión de la economía que, en mayor o menor medida, ha conseguido dar un vuelco importante al mercado laboral y es que ya seamos empresarios, trabajadores o autónomos, como os decimos, a todos nos ha afectado de lleno. Sin embargo, como siempre ocurre, la realidad es que han existido casos de gente que se ha beneficiado de esta situación, aunque, por suerte, estos han sido los menos.

Además, España es uno de los países que más ha sufrido esta caída y es que entre nuestras fronteras teníamos un boom, el de la construcción, que ha ayudado a agravar, con creces, la complicada situación. No obstante, por suerte, parece que esta situación está tomando el camino inverso y que, una vez más, volvemos a encaminarnos hacia la senda del crecimiento, algo que, sin duda, es una gran noticia para todos nosotros y en especial para sectores como el de la construcción.

Tal y como os hemos adelantado, la crisis que hemos vivido en los últimos tiempos nos ha dejado una gran cantidad de desperfectos, ya no solo económicos, sino que otros más importantes. Mucha gente no solo se ha quedado sin trabajo, sino que también ha perdido la casa y, en algunos casos, incluso se han llegado a quitar la vida por no poder hacer frente a los pagos que las entidades bancarias o los impuestos le exigían. Una situación muy complicada que poco a poco se está frenando y es que de un tiempo para esta parte se está recuperando el camino hacia el crecimiento en el empleo. Algo que es muy necesario y que podemos ver en sectores que han sufrido tanto daño como el de la construcción. En la actualidad, el volumen de inversión pública en comunidades autónomas como la de Andalucía está creciendo un 18%, pero lo cierto es que esta cifra aún equivale a los valores que teníamos en el año 2001.

No obstante, si hay algo que ha mejorado en los últimos tiempos en nuestro país son las calidades a la hora de construir y es que antes de la crisis, durante el boom de la construcción, muchos empresarios dejaban de lado la calidad de los materiales empleados para poder sacar adelante más obras y así obtener un mayor beneficio. Pizarras y derivados es la mejor forma de medir este cambio de tendencia y es que ellos son fabricantes de pizarra de gran calidad, por lo que siempre que veamos alguno de sus productos en uno de los inmuebles reformados o de nueva construcción, tendremos la absoluta certeza de que este se está llevando a cabo siguiendo un proceso de trabajo que cumple con los estándares más altos, en lo que a calidad y profesionalidad se refiere.

Y es que hoy en día la construcción ya no es lo que era. Cada vez son más los clientes que buscan diseños especiales para sus viviendas, nuevos tipos de acabados y diferentes configuraciones de un mismo hogar. Es por ello por lo que cada vez más, tanto clientes como constructores son más exquisitos a la hora de elegir productos de calidad y no se quedan con la primera mercancía que les ofrecen. Por ello, en la excelencia es donde está la diferencia y una obra bien realizada tendrá mucha más salida que una que no se ajuste a los más altos niveles de calidad.

Las empresas de construcción y sus empleados

La relación entre las empresas de construcción y sus empleados siempre ha sido curiosa y es que antes de la crisis eran muchos los jóvenes que dejaban de lado sus estudios para dedicarse a este sector y es que en él ganaban un importante sueldo que, ni médicos ni maestros ganaban en su día a día. Más tarde, con la crisis, el sector dejó de necesitar tanta mano de obra y estos obreros pasaron a ser parados de larga duración debido a su baja formación. Sin embargo, en la actualidad, al igual que ocurría antes de la recesión, cada vez son más las empresas que necesitan obreros y ya se comienzan a ver los primeros casos de compañías que reclutan a los trabajadores de la competencia mejorándoles las condiciones laborales.