cropped-a340b29077084fe9ada9c921cc82b33b.png
shutterstock_1903233931(FILEminimizer)

La imagen física del emprendedor como imagen corporativa de su empresa

Hay más personas que en ningún otro momento de la Historia que quieren ser guapas… y, además, parecerlo y sentirse como tal. No, no es algo que tenga que ver con el egoísmo y con las ganas de sentirse mejor que nadie. Se trata de sentirse bien con uno o una misma, que es una cuestión demasiado minusvalorada en esta vida y que genera una cantidad de ventajas muy grande para hacer de la existencia de una persona algo muy feliz y productivo. Sin duda, si nunca os lo habéis planteado, es hora de que intentéis sentiros guapos y guapas. Vuestra autoestima y salud mental os lo van a agradecer.

Los emprendedores de hoy en día necesitan eso. Y repetimos que no tiene nada que ver eso con sentirse por encima de otra persona. Un emprendedor tiene muchos motivos para intentar ser y parecer guapo o guapa. En primera instancia porque, si refuerza su autoestima, seguro que confía mucho más en aquellas cosas que hace para sacar el máximo partido de todas y cada una de sus ideas. Además, puede conseguir que, en eventos sociales, su imagen y la de su empresa se refuercen.

Una información que fue publicada por el diario El País informaba de que, a pesar de todas las cosas negativas que venían sucediendo a causa de la pandemia, queríamos seguir siendo y pareciendo jóvenes y guapos. Eso, como seguro que suponéis, es una de las claves para que la imagen de nuestro negocio, que a fin de cuentas también se configura gracias a la nuestra, sea lo mejor posible. Si conseguimos eso, podemos afirmar que tenemos muchísimo terreno ganado para conseguir una rentabilidad y una cantidad de beneficios suficiente para considerarnos unos empresarios de éxito. Ese es el mejor premio que podemos recibir.

¿Qué hacer para ser y parecer jóvenes y guapos? Lo cierto es que buena parte de eso tiene que ver con el ADN de cada cual, que determina si somos más rubios o más morenos, más altos o más bajos y con los ojos más claros o más oscuros. Sin embargo, algo sí que podemos hacer para que nuestra cara o nuestro cuerpo se parezca más a lo que nosotros queremos que sea. La medicina estética es una de las grandes soluciones para ello y ese es el motivo por el que cada día más gente se anima a confiar en ella.

Según una información que vio la luz en la página web de El Periódico de Aragón, cada español gasta de media al año unos 2.000 euros. No cabe la menor duda de que estamos hablando de una cantidad de dinero mucho más grande de lo que podríamos llegar a pensar y que confirma que son muchas las personas que confían en una medicina estética que se ha ganado por derecho propio ser una de las prioridades de los emprendedores a la hora de modelar diferentes aspectos ligados a su cara y a su cuerpo.

Para los emprendedores, su imagen física es sinónimo de la imagen de su negocio. Y con esa imagen no se juega ni mucho menos. Precisamente por eso, cada día más emprendedores intenta de algún modo modelar su imagen… y apuesta en la mayoría de las ocasiones por la medicina estética. Así nos lo han dicho los profesionales de Medyzon, expertos en rellenos dérmicos de ácido hialurónico, que han visto duplicada la demanda de sus productos tan solo en el último año. No cabe duda de que se trata de una estrategia adecuada y que, según hemos podido saber, ya genera una serie de ventajas muy necesarias para las empresas.

Para las pymes, esto es todavía más importante

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que para las pequeñas o medianas empresas es más importante esto que para las pequeñas. El motivo es que, en las pequeñas empresas, los dirigentes tienen una mayor cantidad de asuntos entre manos y, entre ellos, suele encontrarse el hecho de representar a las empresas en prácticamente todos los eventos y trámites que tiene que resolver la empresa. Ni que decir tiene que, si la imagen física de ese emprendedor es positiva, hay muchas más opciones de que la imagen de esa empresa sea también de lo más positiva.

Los emprendedores españoles de pequeñas o medianas empresas, especialmente los más jóvenes, han sabido captar las cuestiones de las que hemos hablado a lo largo de todos estos párrafos. Y esa es una noticia excelente que debemos poner en valor y que, desde luego, debemos seguir acrecentando en los próximos años. Esa será una de las claves para conseguir que las empresas de este país tengan un futuro mucho más prometedor y para que consigan todos y cada uno de los objetivos que tengan en mente.

Relacionado

Emprendedor

Un emprendedor es una persona que asume un riesgo financiero para organizar una o varias

Scroll al inicio