La clínica dental, un negocio con proyección en España

La clínica dental, un negocio con proyección en España

¿Hay nicho de mercado suficiente para todas las clínicas dentales que operan en el interior de nuestras fronteras? La verdad es que esta es una pregunta de lo más interesante. En España, por regla general, hemos tenido muchos problemas y reticencias para adaptarnos a las recomendaciones de las autoridades pertinentes, que nos aseguran por activa y por pasiva que nos lavamos los dientes tres veces al día como mínimo y que hacen especial hincapié también en la reducción del consumo de azúcar, café o tabaco.

Esto, unido a la gran cantidad de clínicas dentales que hay en España, hace que nos hagamos de manera irremediable esa pregunta que os trasladábamos en la apertura de este artículo. Y es que no es para menos. Teniendo en cuenta que hay una parte de la población que todavía no es amiga de acudir al dentista por miedo más que por otra cosa, ¿no es demasiado arriesgado abrir una entidad así? ¿Y por qué, entonces, hay tantas clínicas de este estilo en nuestro país? Pues bien, la respuesta a las dos preguntas se podría resumir en la palabra «confianza». Si somos capaces de darle al cliente la confianza que busca, no nos mermará en absoluto que haya gente que no acuda al dentista nunca o que haya un montón de empresas de este tipo en España.

Podríamos seguir preguntándonos muchas cosas si decidiéramos seguir viendo algunos de los datos del sector. Según la página web de El Dentista Moderno, el 80% de las empresas del sector dental factura menos de 500.000 euros al año. Está claro que es un dato que a todo el mundo le gustaría que fuera mayor, pero es evidente que se repite en todos los sectores. Y es que en toda clase de actividades hay empresas que tienen una facturación muy elevada y otras que van por debajo. Este dato no tiene por qué alarmar a nadie que se encuentre inmerso dentro del negocio dental.

Os recomendamos de una manera encarecida que hagáis más caso de las noticias que son positivas. Como la que os traemos a continuación, que es del portal web Gaceta Dental y que apunta que, en el año 2017, aumentó la facturación y el número de clientes de más de la mitad de las clínicas dentales. Esos son los datos que nos tienen que hacer tirar hacia delante. Y es que el negocio relativo a la salud dental es rentable por dos motivos: primero porque la competencia del sector público es muy limitada y de peor calidad. Y segundo porque, más tarde o más temprano, la gente tiene que acudir al dentista para mantener su calidad de vida.

Un negocio dental es rentable, pero solo lo es bajo una premisa, que es la de la confianza. Sin ella, pasa a ser un negocio que deja más problemas que beneficios. Lo que os estamos contando está más que comprobado, es toda una evidencia. Han sido los responsables de una entidad como Gabel Dental, especializada y encuadrada en el sector, los que se han encargado de transmitirnos esta información. Por eso, en su entidad siempre tienen entre ceja y ceja mantener a toda costa el mantenimiento de la confianza del cliente.

Tarde, pero la gente acude 

Hay una cosa que está clara. En España, la gente acude al dentista pero lo hace tarde. Solo vamos al dentista cuando nuestra boca empieza a tener problemas de primera magnitud. La verdad es que esto no debería ser así, desde luego, pero es lo que suele pasar entre personas de diferentes condiciones sociales, económicas y de diferentes ciudades y municipios de nuestro país. Es un asunto que afecta a todos los españoles y españolas y que va a seguir siendo así, por desgracia, durante mucho tiempo. Y es que funcionamos mejor a posteriori.

Está claro que el ser humano necesita un cuidado excepcional de sus dientes para vivir la vida de una manera cómoda. Poneos en el lugar de quien tiene problemas dentales. ¿Verdad que es muy difícil aguantar con ese dolor durante mucho tiempo? El que no los cuide tendrá la necesidad de ir al dentista antes o después. Y eso convierte en rentables estos negocios, no cabe la menor duda. Y los datos y las experiencias de muchos de los odontólogos de nuestro país así lo dejan claro.

Lo mejor de todo es que los negocios dentales seguirán siendo rentables en el futuro. Y es que cuidar de nuestros dientes será una necesidad también en el futuro. No cabe duda alguna y está claro que eso convierte a este sector en uno de los más prósperos de todo el panorama nacional. Cada vez hay menos dudas y, de hecho, ese es uno de los motivos que hacen que mucha gente se decante por este sector a la hora de elegir unos estudios aunque el mercado nos diga una y otra vez que hay demasiadas clínicas para el volumen de población que se toma su salud dental en serio.