Alquiler de limusinas: Así trabaja una empresa

Alquiler de limusinas: Así trabaja una empresa

Hay cosas que, pese al paso del tiempo, no dejan de impresionar. Una de ellas es cuando pasa una limusina. Y es que el hombre es de costumbres fijas y cuando un gran coche pasa a nuestro lado, siempre se nos cae la baba. Estos coches de lujo se asocian siempre a grandes empresarios, a famosos o a futbolistas. Sin embargo, actualmente una limusina está al alcance de todos. Hoy nos presentamos en la empresa de Alquiler de Limusinas Bilbao para que nos aclaren cómo es su forma de trabajar.

Disponemos de un servicio que incluye: el alquiler de la limusina en Bilbao que haya solicitado, el kilometraje durante el trayecto acordado dentro del área de servicio contratada durante las horas del servicio y un chofer capacitado en atención y cortesía”, explican desde la empresa. Vamos con algunas preguntas que seguro que te haces a la hora de alquilar este servicio. Hay que recordar que para fiestas y eventos los servicios son mínimos de 1 hora en adelante e incluyen 3 botellas de cava, lambrusco y moscato o refrescos.

En su caso, al contratar una de sus limusinas puedes disfrutar de un paseo por los lugares más emblemáticos de Bilbao, tales como el  museo Guggenheim (ideal para hacerse fotos), un paseo por La ría de Bilbao que es la desembocadura que forma el sistema de los ríos Nervión e Ibaizábal, y luego verás la calle de marcha, por Mazarredo y Galerías de Urquijo. Después, para terminar, volverás a donde hayas pedido. Sin duda la mejor forma de hacer turismo por una ciudad tan bonita como la de Bilbao

¿Qué te espera?

Desde la Lincoln tow car, blanca, la Crysler 300 blanca con capacidad para 8 o 9 personas con interior de lujo fabricado en cuero color cámel, 3 televisiones, cd, dvd y pendrive, en el que podrás ver los videoclip del momento con la música más actual.

¿Cómo se reserva?

Para reservar uno de estos coches limusina se requiere una señal de 30 € para despedidas o cumpleaños y de 150 € para el servicio de bodas. El importe deberá ser liquidado 24 horas antes del servicio a no ser que sea un servicio de última hora, en cuyo caso tendrá que consultar como reservarlo por teléfono.

Formas de pago

Los pagos se efectuarán en efectivo el día del servicio una vez llegada la limusina al servicio. En este caso, no se aceptan cheques ni tarjetas de crédito.

Profesionalidad

El chofer que llega es 100% confiable; ya que es seleccionado estrictamente  para que recibas un servicio excelente con buen trato.

¿Se puede beber?

Por supuesto, en estas limusinas puedes consumir bebidas alcohólicas, pero debe tener en cuenta lo siguiente: Es necesario mantener y guardar el debido comportamiento sin riesgos para el chofer dentro del vehículo en todo momento. solo se puede tomar la bebida que se incluya en el servicio, no se puede meter bebida de fuera. Ni tampoco comer. Eso sí, sí se puede llevar música, puedes llevar un CD o pendrive con tus canciones preferiadas. Si no, la limusina dispondrá de música actual con videoclips del momento.

Si se estropea el automóvil antes de realizar el servicio. ¿Qué pasa?

Pues no hay problema, se buscará otra limusina para hacer la sustitución del servicio. En el caso que no haya limusina disponible, se intentará hacerlo más tarde si el cliente lo desea. En el que caso de que no haya vehículo disponible se le devolverá al cliente la reserva de la señal realizada y para otra ocasión se le realizará un descuento en el próximo servicio por las molestias causadas.

¿Se pueden dejar pertenencias en el vehículo?

Tendrás que dar aviso al chofer para tu resguardo. En caso contrario no hay responsabilidad por objetos extraviados.

¿Hay chofer bilingue?

Sí, los chóferes bilingües son requeridos especialmente y específicamente en servicios ejecutivos. Este servicio tiene un costo extra.

¿Si hay mal comportamiento por los ocupantes en el servicio?

Aunque siempre se confía en el buen hacer de las personas, no siempre cada uno se comparta como es lo natural. Por este motivo, se les avisará una vez para que se comporten adecuadamente y en el caso de que no lo hagan se les dejara en una zona que el chofer crea oportuna para finalizar el servicio contratado. Hay que recordar que en este tipo de servicios, no se puede incluir collares de plumas, cuentas y confeti para no manchar la limusina y no perjudicar los servicios siguientes. En el caso de que lo deseen llevar, el chofer se lo reservará hasta que finalice el servicio.

Ahora que ya conoces un poco más sobre la forma de trabajar de estas empresas, la pregunta es directa, ¿te atreves a invertir en un negocio de este tipo?