Embalajes para nuevos productos

Embalajes para nuevos productos

DSCN4301f

Algo que parece una nimiedad como el embalaje de tu producto puede convertirse en todo un dolor de cabeza si no contactas con buenos profesionales. Cartonajes Mimó es una empresa dedicada el diseño y fabricación de cajas de cartón para embalajes en la que se puede dejar toda la confianza.

Imaginaos el problema que un nuevo emprendedor puede llegar a tener si, tras una genial idea y tras la puesta en marcha del producto, con todo lo que conlleva eso, llega al punto en el que tener que elegir el embalaje, es decir, aquello que va a ser imagen de tu producto cuando llegue al consumidor y que además tiene que servir como barrera de seguridad ante golpes y transportes, y se topa con que lo que ha comprado no se adapta a lo que necesita o el diseño que le ofrecen no es el idóneo para su producto.

Ya sé que muchos estaréis pensando que este es un problema menor pero la realidad es que cuando alguien se mete de lleno en un proyecto de estas características y empieza a encontrar problemas (porque siempre los hay) y empieza a sentir que alguien va poniendo obstáculos en su camino pues cualquier cosa es un mundo, y no necesita más quebraderos de cabeza.

Y es que hay que tener en cuenta que esa caja, ese embalaje, forma parte de la imagen de tu producto como ya hemos dicho porque va ser también una seña de identidad, debe ser original y debe ofrecer la imagen que quieres dar. Pero no es lo único a tener en cuenta: debes asegurarte de que cumple las funciones que necesita tu producto, por ejemplo, en el caso de que sea algo con cierta fragilidad la caja debe pasar por varias pruebas con el fin de comprobar que sirve como barrera contra golpes o movimientos bruscos en los que pueda verse inmerso el producto. Además debes pensar en la comodidad y la organización, es decir, imaginémonos que se trata de algo que tiene más de una pieza, el embalaje debe tener los huecos precisos para que esas piezas se encuentren organizadas de forma correcta dentro de la caja y no vayan bailando de un lado a otro como si de una maraca se tratase y, por supuesto, debe tener las dimensiones adecuadas, ni muy grande, ni muy pequeña.

Algo a tener en cuenta también es si el producto se va a vender en tienda o grandes almacenes o si por el contrario va a venderse vía online y, por lo tanto, será enviado por correo postal o mediante una compañía de mensajería. Esto es muy importante porque la función que ha de cumplir el embalaje es totalmente diferente en un caso y en otro.

Además, contactar con un buen fabricante de embalajes que tiene además servicio de diseño te proporciona la tranquilidad de que, llegado el caso, podrías cambiar de formato y diseño de dicho embalaje delegando totalmente en ese fabricante sin necesidad de volver a tener que entrar en una rueda de problemas que parece que no tiene fin.