El color y su importancia en la imagen de marca

El color y su importancia en la imagen de marca

Si tienes una empresa, independientemente de su naturaleza o tamaño, has de cuidar la imagen de tu marca. Las grandes organizaciones ya lo hacen, hasta podría decirse que demasiado. Pero lo cierto es que las PYMES, a menudo, no lo consideran tan importante como trabajar, vender el producto o servicio y obtener beneficios. Así mismo, consideran que es un gasto superfluo al que no pueden hacer frente, reservando todo el capital para la compra de materia prima para su futura transformación o bien en el mantenimiento y mejora de las instalaciones. Y esto está muy bien, de eso no cabe la menor duda. Aunque no hay que olvidar que la imagen vende e invertir en la misma, puede incrementar de manera importante el número de clientes de una empresa, sus ventas, sus beneficios. En este post, te contaremos las ventajas de cuidar la imagen corporativa. Comenzamos.

La imagen corporativa. Los colores

Los colores asociados a tu identidad corporativa, son más importantes de lo que crees, y una buena elección de los mismos, puede mejorar significativamente la imagen de tu marca o empresa. Los colores, influyen en las emociones del consumidor, les provoca un sentimiento, les transmiten una idea, transmiten un mensaje, ya que la función de los mismos en la naturaleza se dirige a la supervivencia. Es decir, los colores son el lenguaje que usa la naturaleza para decirnos si algo es peligroso o no. Es por esto que a l@s peques, en sus primeros años, no les suelen gustar los alimentos verdes, ya que el verde en la naturaleza, advierte del peligro de que algo está podrido, como cuando un alimento tiene moho. Algun@ incluso rechazan los alimentos rojos, ya que muchos plantas y animales venenosos, aunque la mayoría asocian este color con el dulce.

Pero además, las diferentes culturas, tienen su propia interpretación del color. Por ejemplo, el color negro simboliza el luto en la mayoría de las culturas, pero en cambio en algunas, como la japonesa, utilizan el color blanco para rendir culto a los muert@s.

Por otro lado, están las experiencias personas. Cada persona puede sentir predilección o rechazo hacia ciertos colores por asociación con vivencias propias, agradables o desagradables. Pero esas cosas suelen ser más inconscientes y en principio, los gustos, van a depender de la personalidad de cada individuo.   

Por eso, la psicología del color es tan empleada en publicidad. Porque los colores, crean la imagen corporativa, creando emociones y transmitiendo sensaciones concretas a los potenciales clientes. Un producto dirigido a niñ@s, llevará colores diferentes que los dirigidos a adult@s o a la tercera edad o a l@s adolescentes.

“Cada vez nos piden más film de colores”, nos dicen en Bvpack, una empresa que pone al alcance de sus clientes una amplia gama de film estirable para paletizar para que puedan seleccionar el que más se adapte a sus necesidades, ofreciendo además,  la posibilidad de personalizar dicho film bajo pedido, pudiendo elegir entre una amplia gama de colores. Disponen de film estirable para paletizar tanto de aplicación manual como automática con diferentes micrajes y preestiros, y en varios colores, rojo, verde, azul, amarillo, negro, etc…

El mejor material de embalaje lo encontrarás siempre en Bvpack.

¿Qué significan los colores?

  1. Negro. Transmite poder, lujo y fuerza, a la vez que elegancia y estilo.
  2. Gris. Indica sofisticación y confianza. Es un color neutral, combina muy bien con otros colores y es menos agresivo que el negro.
  3. Blanco. Transmite sencillez, pureza, claridad, salud e higiene, y cierta espiritualidad e inocencia también.
  4. Rojo. Simboliza la fuerza, la energía, la agresividad, pero también de amor y pasión. Por otro lado, sirve para advertir del peligro.
  5. Rosa. Es el color del amor inocente, más platónico y se suele asociar con lo femenino, pero lo cierto es que está especialmente orientado a un público pre-adolescente e infantil.
  6. Amarillo. Es el color de la felicidad, inteligencia y alegría, pero en exceso cansa.
  7. Naranja. Se identifica con la juventud y la creatividad, y además, abre el apetito.
  8. Verde. Naturaleza, calma, paz y tranquilidad, pero no tanta como el color azul.
  9. Azul. El color del mar,  de lo profundo, de la seguridad y de la calma.
  10. Morado. Romanticismo, lujo y sofisticación, pero también tristeza. Es el color de la mujer.
  11. Marrón. Solidez, seguridad, madurez.