Ejemplo de éxito de un taller de pintado

Ejemplo de éxito de un taller de pintado

Siempre me ha picado la curiosidad de cómo funciona un taller de pintado. Da gusto ver cómo los coches lucen esos colores tan perfectos. Y claro está, esto no se hace con una brocha ni rodillo. Un paseo por la página web de Mercury me ha permitido conocer un poco más de este fascinante sector.

Lo que más me llama la atención son las cabinas de pintura. Alucino cuando veo esos acabados perfectos en la aplicación de lacas, pinturas, barnices Y se puede hacer en versión líquida o en polvo. Para la industria del automóvil se utilizan las cabinas de pintura presurizadas, recuerdo que la primera vez que vi algo así fue durante una visita que hice a la fábrica de Renault.

Las cabinas de pintura por cortinas de agua también son muy llamativas. Este tipo de cabinas se fabrican para la eliminación de la contaminación, que se genera al aplicar lacas, barnices, pinturas, esmaltes, etc., mediante pistolas pulverizadoras, en los procesos de pintura industrial. La eliminación de la contaminación se realiza aspirando el aire contaminado y haciéndolo pasar a través de múltiples cortinas de agua, exteriores e interiores; la aspiración se realiza frontalmente y las cortinas exteriores pueden tener una cortina, dos, tres o toda la sección útil de la cabina. El aire, una vez filtrado, es evacuado al exterior a través de las tuberías de extracción.

Por supuesto, todas ellas están diseñadas y fabricadas bajo estrictas normas de calidad y seguridad, ya que estas cabinas de pintura son idóneas para múltiples procesos y aplicaciones en función de las necesidades del cliente y garantizan el mantenimiento de las mejores condiciones de trabajo, evitando la contaminación, que es de siempre el principal problema, y si no, que se lo digan a Barcelona.

Compresores de aire

Siempre recuerdo la obsesión que tenía mi padre con los compresores de aire. Cada verano se compraba uno. Él lo utilizaba para todo. Hinchar ruedas, limpiar un garaje o pintar. Ahora ya no vive, pero seguro que estaría feliz de ver cómo han evolucionado. Sobre todo los compresores de pistón, que se emplean para tareas de bricolaje. Son ligeros y fáciles de transportar, permiten una gran movilidad gracias a su asa ergonómica y sus grandes ruedas. Aún recuerdo los que usaba mi padre que pesaban mucho y siempre necesitaba mi ayuda para trasportarlo.

En Mercury llevan desde 1950 desarrollando su actividad como empresa fabricante de cabinas de pintado y secado, e instalaciones para tratamiento y pintura de superficies. Por eso si un día mis amigos me recomiendan una empresa para comprar este tipo de artículo, siempre les recomiendo. Sobre todo porque han sabido aplicar todos los avances tecnológicos y dedicar especial atención a la investigación, uno de los aspectos que ha diferenciado a las empresas que han salido de la crisis y las que han sido absorbidas. Sobre todo si estás dentro de un gran mercado en constante evolución y crecimiento que exige, cada vez más, una mayor calidad en los productos.

Ahora mismo un cliente siempre busca productos robustos, fiables y productivos; por eso, no sólo hay que buscar la máquina más adecuada, también cómo se puede integrar en su proceso de producción, cómo dimensionar correctamente la instalación, cómo podrá adaptarse en el futuro… En definitiva, buscar soluciones para la máxima productividad y eficiencia.