Cuidar de la higiene y la limpieza, vital para cualquier negocio hostelero

Cuidar de la higiene y la limpieza, vital para cualquier negocio hostelero

Vivimos en un momento en el que, por suerte, la higiene y la limpieza ha ganado en importancia. Aunque es cierto que no ha adquirido toda la que debería. El ‘boom’ que vienen viviendo desde hace algunos años redes sociales como Instagram ha hecho que se extiendan muchas imágenes de establecimientos de todo tipo en los que la falta de higiene o de limpieza ha sido más que evidente. Los bares y restaurantes, por ejemplo, han tratado por todos los medios de evitar este tipo de situaciones y sus dueños se han visto obligados a apostar por mejorar en los aspectos que venimos comentando.

Somos muchas las personas que hemos visto un cambio bastante grande en lo que respecta a esa limpieza e higiene en determinados negocios. Existe un miedo bastante grande a las inspecciones de Sanidad que se vienen realizando a lo largo y ancho del país y que permiten identificar, cada año, a una gran cantidad de negocios que no cumplen con los requisitos que se supone que son imprescindibles para la realización de una actividad comercial sin que pueda haber perjuicios ni problemas de ningún tipo.

Hablando de inspecciones de Sanidad, el portal web de Saia, una consultoría dedicada a la seguridad alimentaria, informaba de que las multas por no cumplir con los requisitos que se demandan desde el sector público pueden ir desde los 5.000 euros a los 600 millones de euros. Si la cantidad se parece más a la segunda cantidad que a la primera, la verdad es que el responsable de las faltas correspondientes se arruina la vida por completo. De ahí la importancia de los aspectos de los que estamos hablando en estos párrafos y de los que no nos podemos olvidar bajo ningún concepto.

Los problemas de higiene y limpieza en bares y restaurantes han sido algo habitual desde siempre. Hemos rescatado una noticia que fue publicada por el diario El País en el año 1981 y en la que se apuntaba que, solo en la Comunidad de Madrid, había 64 establecimientos que podían ser multados a causa de una falta de higiene. Esto ha venido siendo habitual durante toda la década de los 80, la de los 90 y la primera del siglo XXI. Eso sí, en los tiempos que corren y como ya hemos comentado, el crecimiento exponencial de las redes sociales ha permitido que los bares tengan más cuidado este asunto a fin de que nadie pueda difundir alguna foto comprometida de sus instalaciones.

Aquellos emprendedores que estén ligados al mundo de la hostelería tienen que tener un especial cuidado con todo lo que tiene que ver con limpieza e higiene. Son dos de los factores que pueden derrumbar su negocio. Dos factores que pueden ser las causas de una multa millonaria o de que la imagen del negocio, que a día de hoy lo es absolutamente todo, se vea depreciada de una manera tal que la afluencia de gente descienda de una manera significativa.

Un modelo de negocio que es habitual en nuestro país

Teniendo en cuenta la importancia que ha adquirido un asunto como lo es la hostelería en el interior de nuestras fronteras (España es uno de los países que más bares tiene de todo el mundo), que nuestros establecimientos hosteleros cuiden de un asunto como lo es la limpieza y la higiene es fundamental. Es el mejor consejo que le podemos dar a este tipo de emprendedores para iniciar o mantener con buenas vibraciones su proyecto. Hemos querido saber cómo es la apuesta de los hosteleros españoles por este tipo de cosas y por ello nos hemos dirigido a los profesionales de Stocknet Vallés, dedicados a la provisión de todo tipo de productos de limpieza. Ellos nos han comentado que, en efecto, se nota que todo el mundo ha aprendido la lección y que estos asuntos han ganado en importancia para los responsables de bares y restaurantes.

Hay que seguir trabajando en este sentido. No hay nada que venda más que la imagen. Lo que nos gastamos en productos de limpieza no debe ser considerado como un gasto, sino como una inversión. Una inversión que nos permitirá mantener impoluto el negocio y que permitirá que toda foto que se suba de él a las redes sociales invite a visitarlo. Y eso, a día de hoy, es lo mejor que le puede pasar a un hostelero.

A nadie le puede caber la menor duda de que el sector público va a seguir pasando revista a todos y cada uno de los negocios hosteleros que existan en nuestro país con el objetivo de que cumplan con las condiciones higiénicas mínimas. Por lo tanto, nuestro consejo para todos aquellos que se dediquen a este tipo de trabajo es que cumplan de manera taxativa todas las medidas que se les impone. El resultado no podrá ser mejor. El tiempo se encargará de decirlo.