Consejos para el cultivo de la vid

Consejos para el cultivo de la vid

A las personas que les gusta la cultura vinícola, desearían tener sus viñedos y así poder contar con su propio vino, tanto de forma amateur como utilizarlo como negocio. Eso sí, no hay que olvidar que cultivar la vida es más complicado de lo que parece, pues la tierra y las uvas deben tener alto nivel. Llega un punto que es casi un arte y eso no solo se aprende.

La viticultura aumenta en su interés

En nuestro país, los particulares cada vez tienen más interés en el aprendizaje del cultivo de la vid, los secretos e ir conociéndola, así como lo que necesita en cada momento. Plantvid, desde su posición como expertos en elaborar vides, creen que el aumento de la cultura del vino en estos años ha afectado positivamente al sector y sus clientes cada vez demandan mejores servicios.

Si lo que deseas es ir conociendo cómo se cultiva la vid, lo mejor es que leas este post y así sabrás cómo debes hacerlo.

Aprendiendo a cultivar la vid:

Vamos a dar una serie de útiles consejos para afrontar el cultivo de la vid con responsabilidad y mayores posibilidades de que haya grandes resultados.

Investigación

Para ello debes aprender todo lo necesario sobre el procedimiento existente en la viticultura. Por ello, hay que acordarse que las vides tenían una producción por una cantidad como mínima e incluso en algunos casos, nada. De igual manera, debemos recordar que las vides tienen una gran vulnerabilidad a la hora de ser afectadas por las pestes, hongos y determinadas enfermedades. Todo esto nos deja claro que el cultivo de unas uvas que sean realmente sanas, puede llegar a llevarnos bastante tiempo.

¿Puede ser un negocio rentable o nos lo podemos tomar como un pasatiempo?

En este sentido, tenemos que pensar que si se quiere cultivar vid para ir sacando algunas botellas y disfrutar de ellas con nosotros o nuestra familia, o emprender en el negocio con bastantes posibilidades de tener éxito en la empresa que comiences o desarrolles.

La climatología y la zona en concreto

Hay que pensar en el clima que tiene la zona y en si las uvas pueden llegar a tener un óptimo desarrollo en el terreno que elijamos. Por todo ello, es necesario contar con buena información en temas como son la temperatura y la climatología. No olvidemos todos estos factores, pues pueden ser vitales a la hora de comercializar el vino en cuestión. Por todo ello, examina bien el terreno y el pH.

Eligiendo una variedad de uva

Por lo general las uvas crecen de manera óptima en las zonas donde los veranos son calurosos, los inviernos más leves y donde casi no hay lugar para la escarcha. La mejor temperatura debe ser superior a los 16 grados por la noche y más de 21 grados durante el día.

Plantación del viñedo

Aquí hay que dejar clara la cantidad que queremos en cuanto a vides y dejar como mínimo 1,8 metros de espacio entre las filas y 90 en las plantas individualidades.

Realiza agujeros

No olvides hacer una serie de agujeros, que tendrán que tener entre 15 y 20 centímetros en cuanto a diámetro y de 10 a 15 cm si hablamos de profundidad. Conviene también colocar una espaldera a tal efecto.

Plantación de las vides

En este sentido, todo tendrá que estar preparado para que se puedan plantar las vides en época primaveras y mucho mejor si se hace una vez acabada la última helada, pues habrá menores posibilidades de que pueda formarse escarcha.

Protección de las posibles enfermedades o plagas que puedan acechar a los viñedos

No olvidemos que hablamos de que los viñedos también sufren en muchas ocasiones los ataques de consejos, venados o incluso de aves. Para evitarlo, lo mejor es utilizar pesticidas próximos a las vides de tal forma que se ahuyenten a los animales, donde puede ser bastante útil el utilizar mayas.

Ser paciente

Está claro que es posible que el primer año con tu viñedo no todo salga a la perfección, pero en este caso hay que perseverar, pues si trabajas bien seguro que la cosecha que tendrás será realmente buena y que decididamente va a merecer la pena.

Esperamos que todos estos consejos sean realmente de utilidad a la hora de conseguir que el sueño de tener un viñedo realmente bueno sea posible, algo que podemos lograr si se realizan muchos de estos pasos de los que hemos estado hablando.

Así que ya sabes, tranquilidad y a centrarse con un trabajo que puede obtener muy buenos caldos, ¿no?