Consejo de mobiliario infantil

Consejo de mobiliario infantil

boy-457236_640

Ayer recibí un correo electrónico de uno de nuestros lectores que se ha embarcado en la aventura de montar una academia de estudios en Zaragoza y me pedía ayuda para localizar mesas y sillas para niños y adolescentes. Pues bien, tras buscar mucho y ver varias referencias recomiendo esta empresa de mobiliario infantil en Zaragoza porque tiene una sección entera dedicada al mobiliario escolar e infantil y me han dado opiniones muy favorables de ellos.

Se trata de Sillería Aragonesa y ya he conocido a dos empresarias que levantaron el año pasado sendas Escuelas Infantiles y confiaron en ellos para adquirir el mobiliario. Por lo visto están contentísimas con el presupuesto que les dieron y aseguran que el mobiliario es de calidad y seguro para los niños así que tiene muy buena pinta.

Tenéis que tener en cuenta, todos aquellos que pretendáis montar algo dirigido a niños, que tenéis que localizar empresas especializadas en productos infantiles que puedan proveeros a buenos precios. Por ejemplo, ya que hablábamos de Escuelas Infantiles: más o menos a los dos años es cuando se empiezan a quitar los pañales a los niños pequeños y a enseñarles a ir al aseo a hacer sus necesidades y las escuelas infantiles ayudan mucho en ese sentido porque les educan desde el primer momento ayudándolos a entender los motivos de tal cambio. Para ello, para lograrlo, necesitan que el niño o la niña tenga acceso a dicho baño y si lo dejamos sólo en tradicional aseo de casa jamás podría hacer nada por sí mismo porque no llegaría ni a sentarse en el WC y mucho menos a lavarse las manitas en el lavabo. Por eso las Escuelas Infantiles instalan aseos especiales adaptados al tamaño medio de los peques y por eso deben contar con una empresa especializada que pueda hacerles la obra o la reforma para conseguir dicho aseo.

Trabajar con niños puede ser algo maravilloso o una tortura y no depende tanto de los niños en sí como de la vocación que tengas tú. Como consejo os diré que jamás os dediquéis a nada que tenga que ver con niños si no es vocacional, es decir, si no os gustan y no estáis dispuestos a aguantar sus berrinches y sus manías porque la parte bonita de este tipo de trabajo puede ser preciosa y llenarte por dentro pero la parte negativa puede llegar a amargarte la vida.

Trabajar con niños 8 horas al día, sino estás totalmente concienciada de lo que es, puede convertirse en tu peor pesadilla así que no puedes plantearte hacer algo como esto si no tienes claro que los momentos malos vana superar los buenos. Se harán pipí y cara y tendrás que cambiarlos, se pondrán malitos, desobedecerán… Si hablamos de niños más mayores o adolescentes te contestarán mal y los más rebeldes puede que acaben con tu paciencia. Piensa en todo eso antes de meterte en nada parecido y ten las ideas muy claras antes de empezar.

Ahora, si eres una especia de Angelina Jolie es tu trabajo ideal.