Cómo emprender en el sector de las clínicas dentales

Cómo emprender en el sector de las clínicas dentales

A pesar de la inestabilidad política que atravesamos muchos empresarios ven en el mercado actual una situación idónea para emprender, ya que por fin parece que el bolsillo de los ciudadanos respira un poco ya que el consumo de bienes prescindibles ha aumentado considerablemente. Y ello a pesar de la precaria situación laboral en España producida por los contratos temporales, que generan una incertidumbre poco saludable en el trabajador.

Estos motivos son los que fuerzan a muchos trabajadores a emprender, y es algo que parece que por fin se está arraigando en la cultura española, pues durante mucho tiempo siempre se ha visto con cierto celo a todos aquellos que decidían montar su propio negocio.

Y esto es algo que han sufrido muchos empresarios, aunque si no haces caso el triunfo está más cerca. Esto es algo que cumplió tajantemente David Alfaro a la hora de montar la Clínica Dental David Alfaro, una clínica dental ubicada en Albacete con 17 años de experiencia a sus espaldas y miles de pacientes satisfechos que avalan su trabajo. Como todos los empresarios, Alfaro tuvo sus problemas, pero en la paciencia y el aguante encontró el éxito.

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre el emprendimiento en el sector de las clínicas dentales, un asunto muy interesante por la cantidad de oportunidades que existen en el mercado, pues la salud dental es un asunto que cada día genera más atención en la sociedad. A continuación daremos consejos sobre los diferentes aspectos que debes de tener en cuenta si decides emprender.

Consejos para que emprender no sea una ardua tarea

Si bien la tasa de fracasos es baja en el sector de las clínicas dentales es bajo, pude ocurrir y ser un desastre económico y profesional. Por ello, cuando decidas dar el salto a montarte tu propia clínica no pierdas el tiempo con cosas que no te lleven a resolver las dudas que te impiden ser tu propio jefe. Habla con otros empresarios, averigua los trámites administrativos o haz un plan de negocio para tener un plan.

Las conexiones van a ser muy importantes, y ahora más que nunca debes de empezar a rodearte de otros profesionales que te puedan ayudar. No solo te van a ayudar con consejos y con experiencia, sino que pueden proporcionarte algunos medios para trabajar a precios bastante competitivos. Por ejemplo, mi primer despacho lo alquilé gracias a conocer a un abogado que alquilaba parte de su oficina; y gracias a uno de los compañeros de la carrera pude evitar pagar muchos impuestos.

Pero no olvides que lo importante es abrir tu propia clínica dental, y para ello tendrás que buscar financiación porque no te venderán máquinas que puedas pagar. Busca a un especialista en equipos dentales en quien confiar, valora las diferentes opciones que ofrece el mercado (acorde con las posibles recomendaciones) para obtener los mejores equipos a los mejores precios.

No olvides que tienes que cumplir la legislación vigente en materia de seguridad sanitaria y protección de datos (importantísimo en la actualidad. Busca especialistas en derecho médico, a poder ser especializado en casos dentales, para poder dejar estas tareas en sus manos, pues lo más importante es concentrarte en tu trabajo.

Una de las cosas que no te enseñan mientas cursas tus estudios son empresariales, y esto es un error, pues todo el mundo debería de tener nociones básicas para saber venderse. Explora qué tipo de negocio quieres montar, la filosofía que va a soportarla y sobre todo la imagen de tu marca (por cierto, no recomendamos nombres con la i minúscula delante, todavía resuenan ecos de iDental).

Esto te ayudará para llevar a cabo la principal tarea, que es atraer y retener clientes. Te darás cuenta que conseguir un cliente es mucho más caro que fidelizarlo, por ello, programa las citas al salir de la consulta personalmente, confirma las citas con uno o dos días de anticipación, y sobre todo se cercano a tu cliente cumple sus peticiones, esto es clave.

Por último, vamos a hablar de las finanzas, ya que verás que las facturas llegan y que hay clientes que no pagan. Ten a mano al abogado para reclamar las deudas pendientes de tus clientes sin dudarlo, y también mantén al día a tu asesor fiscal para presentar los impuestos en regla, forma y tiempo.