Calefacción para empresas

Calefacción para empresas

heating-706945_640

Desde que el Gobierno dio la posibilidad a los mayores de 30 años de cobrar el paro de una vez para montar un negocio han ido surgiendo pequeños comercios por toda España. Estos meses he notado una floración de estos nuevos comercios y muchos se ven en la tesitura de elegir entre montarlo ahora o esperar a que llegue el calor porque no tienen presupuesto para instalar calefacción. Por eso hoy os traigo un cliente que instala estas calderas de gas en Madrid a precios muy asequibles.

Algunos de estos nuevos comercios y empresas, con suerte y trabajo, aguantan y se estabilizan y otros, por desgracia, fracasan, pero siguen surgiendo cada día nuevos negocios como una salida más en la vida laboral de nuestra sociedad. Desde nuestro blog intentamos ayudar a estos nuevos emprendedores de la mejor manera posible y como no podemos llevarles el calor gratis hasta sus nuevos negocios intentamos recomendar buenos profesionales con ofertas y promociones que ayuden a mejorar la situación del emprendedor.

En Calderas Gas Madrid son especialistas en ofrecer a los clientes soluciones personalizadas de acuerdo a sus necesidades y presupuesto por lo que se adaptan al momento y situación de cada nuevo empresario. Esto ha sido lo que nos ha convencido para recomendarlo en Acunor, porque no todo el mundo tiene las mismas posibilidades y que se adapten manteniendo siempre la seguridad y la calidad del producto puede suponer grandes beneficios para sus clientes (nuestros emprendedores).

Mucha gente tiene un miedo irracional a este tipo de instalaciones de gas porque todos los años ocurren desgracias en nuestro país a causa de fallos en tuberías o estufas de gas. Es lógico ese miedo pero digo que es irracional porque el peligro de este tipo de calderas puede llegar a ser prácticamente el mismo que el de otras instalaciones sólo que con el resto tenemos más cuidado o sabemos manejarlas mejor. Lo mejor es realizar siempre revisiones y tener un buen mantenimiento. De hecho, en los medios de comunicación esto es lo que suelen recomendar, mantenimiento. Faro de Vigo publicó una pequeña infografía al respecto que da muy buenos datos, podéis verla aquí.

Personalmente entiendo perfectamente el miedo a las instalaciones de gas pero la verdad es que si son realizadas por un buen profesional y nosotros después, como usuarios de dicha instalación, mantenemos un número de revisiones periódicas para comprobar su correcto funcionamiento, no deberían surgir problemas y nuestra seguridad estaría, valga la redundancia, asegurada.

Todo esto lo digo porque el ahorro es importante. Mi casa es muy fría. No sé quién la construyó o diseñó el plano pero se quedó descansadito. Imagino que debió ahorrar mucho en aislantes y cosas por el estilo porque los muros de mi casa siempre están helados. Hasta hace un par de años sobrevivía todo el invierno a base de enchufar estufas eléctricas tipo Garza por toda la casa y eso me consumía tanta electricidad que mi factura de la luz llegaba aumentarme hasta en un 70% los meses más fríos del año. El invierno pasado compré un par de estufas de gas y ¿sabéis cuál es el gasto actual que tengo en estos meses más fríos? Pues la luz, obviamente, se queda como está y aparte gasto unos 14 euros al mes en gas por estufa. Unos 28 euros al mes por estar calentito en casa. Merece la pena ¿no?