Abrirse al comercio exterior, ¿cómo?

Abrirse al comercio exterior, ¿cómo?

Comprar siempre será igual en un país que en otro. Es decir, las reglas del mercado son iguales para todos, lo único que nos separa es el idioma. Por eso, una vez que tengas solucionado ese problema, bien por tu parte o con la contratación de una persona, es el momento de abrirse al mercado internacional. No hay que tener miedo, y sobre todo, ver en la famosa crisis, una oportunidad. Algo que ha visto bien Transportes Transthalia, una empresa que no le ha importado echarse a las carreteras más internacionales.

LIBRE COMERCIO, GLOBALIZACIÓN

De esta manera se ha convertido en una referente en el transporte de vehículos internacionales. ¿Cómo? Actuando sin miedo pero con cabeza. La internacionalización de tu empresa debe ser fruto de una reflexión madura, seguida de un proceso planificado, estructurado y con vocación de permanencia. Para empezar, no quieras abarcar más de lo que puedes. De esta manera vio que la mayoría de los españoles buscaban trabajo en Alemania, pues que mejor forma de hacer negocio que con el transporte de coches desde Alemania a España, o al contrario. Posteriormente han ampliado su flota de camiones porta coches propia con la que realizan rutas semanales de transporte de coches y motos por carretera a países como Alemania, Bélgica, Holanda y Francia. No en vano, los datos reflejan que la empresa de la automoción ya ha pasado lo peor y está creciendo cada mes. También hacen cargas completas.

Eso sí, no olvides que para dar el salto exterior es necesario adaptar tu empresa. Esto implica ajustar el proceso de producción, la administración, la fuerza de ventas, el departamento financiero, la secretaria y, por supuesto, crear un departamento de import-export o externalizar este área.

Ahora bien no todo es color de oro en la internalización, hay errores frecuentes como caer en los brazos del primer agente o distribuidor, no asegurar los productos ante posibles incontingencias durante el transporte, algo que con Transportes Transthalia  nunca pasaría, no adaptar el producto y catálogo al nuevo mercado o no analizar el mercado. Por eso hay que andar con mucho ojo.

Los profesionales de esta empresa de transporte ofrecen un servicio integral que cubre desde la recepción del vehículo, la tramitación de la documentación necesaria para el traslado y el transporte en nuestra flota de camiones bajo estrictas medidas de seguridad. Todo ello, con una atención personalizada por parte de nuestro personal y la garantía de que recibirá su vehículo en el lugar de destino en perfectas condiciones y en los plazos acordados. Todos ellos valores que hacen crecer a una empresa, que en su época no tuvo miedo a abrir sus ojos y mirar más allá de España.

El ejemplo de hoy es con una empresa de transporte de vehículos pero está claro que se pueden poner muchos más. Lo importante es no tener miedo, actuar con cabeza y sobre todo abrir la mente. El fracaso siempre está presente, pero está claro que como dice aquel dicho, “prefiero fracasar habiéndolo intentado, que quedándome de brazos cruzados en casa”.