Una elección acertada de cátering, garantía de éxito para el emprendedor

Una elección acertada de cátering, garantía de éxito para el emprendedor

Para un emprendedor con aspiraciones, el cuidado de la imagen que proyecta hacia el exterior constituye un punto fundamental para el desarrollo de su incipiente negocio. En la sociedad de la imagen -donde se habla constantemente de ‘marcas’ hasta para referirse a países y en la que la primera impresión se considera la más importante-, la presentación ante posibles clientes de un proyecto debe contar con un plus de ambición y, en consecuencia, de estilo y elegancia. De ahí que no se deba descuidar ni un solo detalle. Por ejemplo, sería interesante agasajar a los invitados con un completo cátering como el que ofrece De Lisi, empresa especializada en el cátering para empresas en Madrid.

Expertos en resolver las necesidades gastronómicas de cualquier tipo de evento empresarial y de negocios, De Lisi cátering ofrece al cliente una galería de opciones muy diversas. “Dentro de los desayunos que ofrecemos en catering para empresas en Madrid tenemos el Desayuno Bronce, el Desayuno Plata, el Desayuno Oro y el Desayuno Estrella”, indican sus responsables. Las principales diferencias estriban en el precio de cada tipo de desayuno y, por ende, en la cantidad de comida que ofrece. “Si para el tipo de evento de empresa, prefieres que el catering se realice con un coctel, aquí te mostramos nuestra variedad de menús: el Bodegón de quesos, el Mini Coctel, el Coctel comida-cena Martini, el Coctel Comida-Cena Manhattan y el Coctel Comida-Cena Bloody Mari”, prosiguen. Es decir, opciones que se ajustan a la medida de los comensales, al horario en el que se celebre la reunión, al tono que tenga la celebración –más serio o más festivo- y a la imagen de refinamiento y sofisticación que pretenda transmitir el emprendedor que lo organiza.

15En cualquier caso, ceder a un cátering la responsabilidad de atender este aspecto de la reunión es una muestra de conocimientos empresariales. Al fin y al cabo, no hay nada más profesional que confiar un aspecto del negocio a verdaderos y expertos profesionales en la materia. De hecho, esta profesionalidad va a quedar de manifiesto de muchas maneras. En primer lugar, porque es un gesto de atención impecable, que revela que uno se encuentra al tanto de cada detalle y que desea complacer de la mejor manera posible a sus clientes. Además, por extraño que parezca, revela a las claras la personalidad del organizador: competente en la elección del servicio y con capacidad para delegar un trabajo que no debe distraerle de cuestiones de mayor relevancia para su empresa, con las cosas claras en el enfoque y la orientación del mismo -, banquete, bufetes, barras, cóctel, reparto a domicilio, etcétera-, con claridad y elocuencia para hacerse entender y llevar a cabo sus ideas, con sentido práctico y económico al diseñar el evento con la seguridad de afrontar un presupuesto concreto, sabido de antemano y que se ajusta a las posibilidades reales de su bolsillo. Dueño de un buen paladar y un buen gusto estético, si es el caso. En otras palabras, una auténtica declaración de intenciones.

Pero no solo eso. El cátering permite anticipar imprevistos y disponer de soluciones antes de que incluso se produzcan los problemas, si es que llegasen a producirse. En la actualidad, las compañías de cátering especializadas en empresas han sabido adaptar su cocina a las necesidades particulares de todo tipo de comensales. Por ello, suelen proveer un amplio catálogo de menús entre los que se encuentran aquellos destinados a celíacos y personas con otro tipo de alergias alimenticias, para gente con intolerancia a la lactosa, para pacientes de hipertensión, para vegetarianos, para niños, etcétera.

Así las cosas, para el emprendedor con aspiraciones, la contratación de un cátering le permitirá brillar con luz propia en la organización de su evento de empresa.