Trabaja con animales

Trabaja con animales

Los animales son fuente de paz para muchas personas, les aíslan del estrés de la rutina de sus vidas y les hacen desconectar del mundo con sus paseos para sacar a sus mascotas. Son tantos los beneficios de tener un animal cerca que mucha gente termina por amar a estas especies y preferirlas incluso al contacto con los humanos por la tranquilidad que aportan.

Los niños suelen ser también unos grandes amantes de vivir rodeados de animales con los que poder jugar y relacionarse durante su infancia, un amor que perdura incluso cuando se hacen mayores, mientras que a otros les crece de adultos.

Si no puedes vivir rodeado de tantas especies como quisieras, una de las grandes opciones que tienes en la actualidad es trabajar con animales. Ahora las personas los cuidan mucho más. Antes, especialmente en los pueblos o ciudades pequeñas, se tenían animales como simples herramientas más de trabajo. Se los usaba, por ejemplo, para cuidar del ganado, hacer de pastores o también como buenos vigilantes para las casas o los terrenos en los que había cosechas. Pero lo cierto es que en la actualidad las mascotas como perros y gastos se han convertido en uno más de la familia y los miembros de estas los cuidan sin escatimar gastos, por lo que se ha abierto ahí toda una posibilidad de negocio para los amantes de los animales.

Una forma socorrida y básica de trabajar con ellos es hacerse veterinario. Hay muchas clínicas donde uno puede emplearse hasta coger experiencia y montar la suya propia o seguir en ellas durante años. Pero un veterinario no está estático siempre, también puedes dedicarte a visitar explotaciones ganaderas para tratar a los animales. Además, con una profesión como la de veterinario es posible trabajar también en zoológicos o acuarios, como cuidador de los animales que allí viven.

Similar a la relación del veterinario con los animales, puedes convertirte también en terapeuta de estos. Muchos tienen heridas o dolores que necesitan de rehabilitación, como sucede con muchas personas, pues el terapeuta animal es quien se encarga de este proceso con ellos.

Si eres más de vivir en la ciudad y no deseas echarte unos cuantos años de tu vida estudiando Veterinaria, otra gran opción para estar en contacto con los animales es montar una tienda donde vendas productos específicos para ellos, desde ropa hasta juguetes. Los piensos y la comida de los animales son también un buen negocio, ya que a diferencia de la escasa variedad que se encuentra en los supermercados, las tiendas especializadas ofrecen un amplio surtido que muchos animales necesitan debido a sus especificidades. Por ejemplo, hay perros con el hígado enfermo que requieren un pienso con un menor contenido graso, otro destinado para canes de poco tamaño u otro para aquellos que son cachorros, entre otras muchas variedades.

Además, si tienes iniciativa, puedes ir incrementando también tu volumen de negocio con otro tipo de servicios, como por ejemplo la peluquería canina o el lavado de mascotas, que muchas personas rechazan el hacerlo en sus casas para no manchar.

Pero si el campo te tira más que la ciudad, quizás lo tuyo sea montar un criadero como el del centro canino Carpe Diem, donde están especializados, entre otras razas, en la cría de canes de la raza yorkshire terrier. Aquí tú mismo puedes elegir la raza con la que quieres trabajar, pero no has de limitarte a perros, hay muchas otras especies de las que puedes abrir un criadero, desde toros hasta caballos.

En el campo también puedes abrir un centro canino donde entrenar las órdenes básicas a los animales y prepararlos para exhibiciones y campeonatos.

Con animales trabajan también aquellos que desean hacer terapias de rehabilitación con personas normalmente de avanzada edad y niños con alguna discapacidad intelectual, para quienes algunas razas como los caballos o los burros les ayudan a abrirse a los demás y a socializar. Es una forma muy bonita de trabajar con animales y hacer también una labor con personas que llena mucho.

Y en las grandes ciudades, donde hay gente con una buena cartera y poco tiempo para cuidar de sus mascotas, puedes convertirte también en paseador de perros.