cropped-a340b29077084fe9ada9c921cc82b33b.png
shutterstock_408371746(FILEminimizer)

La formación, imprescindible a la hora de que nuestras empresas compitan más y mejor

Una de las cosas que nunca debemos perder de vista es la importancia que tiene la formación a la hora de constituirnos no solo como profesionales, sino también como personas. En el momento en el que disponemos de algo de tiempo, estaría bien que nos planteáramos la posibilidad de realizar algún tipo de curso que pudiera hacer que nuestra manera de trabajar o nuestros conocimientos se desarrollaran, o que a través de ese curso adquiriéramos o mejoráramos valores como el trabajo en equipo. Es de vital importancia tener todo esto en cuenta porque, en el momento en el que encontremos trabajo, nos van a pedir que pongamos en práctica todo esto.

Son muchas las personas que, estando en el paro, aprovechan para realizar algunos de los cursos que desde diferentes entidades se organizan para mantenerlas activas. Ni que decir tiene que estamos hablando de una de las cuestiones que son de la máxima importancia porque permiten que una persona sepa en todo momento cómo es el mercado laboral aunque no se encuentre contratada por ninguna empresa y tampoco dedique su tiempo a ninguna administración pública. Está claro que esta es una ventaja muy grande y que hay que conservar a toda costa.

Fijaos en los datos que pasaba una noticia publicada en la página web del diario Statista. Informaba de la tasa de paro que existía en cada comunidad autónoma en el último trimestre del año 2021. Aquí podemos observar claras diferencias en lo que respecta al sur y norte de nuestro país, porque Melilla, Ceuta y Andalucía superan el 20% de esa tasa de desempleo y Navarra y el País Vasco, por ejemplo, no llegan al 10%. Esto no es casualidad. Y es que, en el sur, es mucho más complicado adquirir un puesto de trabajo. En otro orden de cosas, la tasa de desempleo media es superior al 13%.

Hay mucha gente que, a pesar de encontrarse desempleada, continúa formándose con el objetivo de regresar cuanto antes al sector público o al privado. Y las principales beneficiadas de ello son las empresas, que tienen la posibilidad de contratar a una mayor cantidad de personas que tengan todas las cualidades para desempeñar el puesto que esas empresas necesitan cubrir. Los profesionales de Inte TF nos han indicado que buena parte de las personas que apuestan por la formación consiguen ser realmente útiles para las empresas que las contratan después, fruto de lo cual adquieren contratos indefinidos.

Ni que decir tiene que estamos hablando de una cuestión que es básica para la economía de un país. Si disponemos de personas que están preparadas para hacer frente a la labor diaria de una empresa, seguramente encontremos la posibilidad de conseguir la eficacia y la eficiencia que las empresas requieren para obtener beneficios, tener muchas más posibilidades de crecimiento y, a fin de cuentas, conseguir que este país tenga un futuro mucho más próspero, que a fin de cuentas es lo que necesitamos para que haya empleo, haya dinero y haya, en definitiva, calidad de vida en el interior de nuestras fronteras.

Una necesidad que debemos seguir implementando

Nunca está de más tener en cuenta que hay que implementar de manera continua todo tipo de cursos que vayan orientados a la formación y la preparación de la gente para el mundo laboral que les rodea en cada momento. Desde luego, esa puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de una empresa. Ni que decir tiene que el mercado laboral hoy es más competitivo que en ningún otro momento de la Historia y que hacen falta muchas competencias para acceder a un puesto de trabajo.

Las propias personas que participan en este tipo de cursos se muestran agradecidas de poder hacerlo por varios motivos: en primera instancia, porque les permite sentirse válidas para trabajar en el mundo que les rodea. Y, en segundo lugar, porque es una manera de mantener ocupada la mente y seguir desarrollándonos como personas. Muchas personas que se encuentran en el paro lo pasan realmente mal si no tienen alguna cosa de la que ocuparse. Es normal que así sea cuando llevamos toda una vida madrugando y trabajando ocho horas cada día.

Uno de los secretos para hacer de un país como España muy competitivo en materia laboral es que toda su gente se siga formando de manera permanente. Si lo conseguimos, está mucho más cerca el parecerse a naciones como Alemania, Suecia, Noruega… que son un poco las referencias en materia económica de toda Europa y de buena parte del mundo. Ojalá que podamos conseguirlo. Está claro que no va a ser fácil ni rápido, porque proyectos así requieren de paciencia hasta que den frutos. Pero que ya estemos en camino es una de las grandes noticias que os podemos dar por ahora.

 

Relacionado

Scroll al inicio