Emprendedor: no olvides tomarte unas vacaciones

Emprendedor: no olvides tomarte unas vacaciones

Después de unos meses de verano en los que a muchos nos ha tocado trabajar, septiembre se presenta, junto con sus más templados días, como una opción fantástica para realizar una escapada de varios días y tomarnos un bien merecido descanso. Con menos agobios, menos gente y unos precios más baratos, cada vez somos más los que vemos en el noveno mes del año un momento idóneo para reposar.

Para quienes tenemos negocios que implican trabajar muy duro durante el verano, descansar en septiembre es fundamental para poder regresar al trabajo con todas las garantías durante el resto del año. Disfrutar y relajarnos con nuestros seres queridos pasa a ser nuestra única obligación durante estos días, aunque no es ningún secreto que para nosotros los emprendedores en todo momento hay sitio en la cabeza para nuestro negocio.

Todos los meses de junio, julio y agosto son especialmente duros para mí. Desde hace varias décadas regento un bar de ambiente en la localidad donde resido, y durante el verano la gente se anima y multiplica mis esfuerzos, algo que por supuesto es de agradecer. Es cuando van terminando las fiestas de verano cuando se nota un bajón considerable de asistencia y cuando aprovecho para marcharme a Villajoyosa, en Alicante, de vacaciones con mi mujer y mis dos hijos.

El año pasado, para hacer todavía más inolvidables nuestros días de asueto, pensamos que sería buena idea hacernos con un hidropedal para disfrutar del agua del mar de otra manera. Creíamos que podía ser divertido y que los niños podrían disfrutar también de sus últimos días de vacaciones antes de que empezaran las clases. Por tanto, decidimos ponernos en contacto con los mejores fabricantes de hidropedales: Hidropedales y Pedalos Marengo.

Un amigo nos había comentado que dicha empresa construía los mejores hidropedales del mercado. Nos lo recomendaba especialmente porque trabajaban con fibra de vidrio, un material que, además de ser ecológico, hacía de la navegación algo más ágil y seguro. Contactamos con la empresa y, efectivamente, nos confirmaron la información.

Sin embargo, antes de comprar uno de los hidropedales queríamos saber a qué precio nos exponíamos. Aunque el verano se había dado bien en el bar y contábamos con fondos para llevárnoslo, no queríamos que el presupuesto para las vacaciones se nos disparara en exceso. Pero nada más lejos de la realidad. Comprar el hidropedal no supondría para nosotros un desembolso imposible, así que nos lanzamos y nos hicimos con él.

Qué importante es disfrutar y descansar

Sin lugar a dudas, un buen descanso es fundamental para afrontar la rutina y el estrés al que nos vemos sometidos durante meses y meses. Como se asegura en este artículo, las vacaciones tienen “un impacto positivo” en el desempeño de la institución para la que trabajamos. Ese impacto se complementa con la afirmación de que “la falta de descansos anuales disminuye la capacidad de pensar claramente y actuar de forma decisiva”. Por tanto, la importancia de unas semanas de tranquilidad queda completamente justificada.

En nuestro caso, el descanso del año pasado y el de éste ha sido estupendo. El hidropedal que compramos nos ha permitido disfrutar del mar de una manera en la que los niños no habían conocido hasta la fecha. Hemos tenido unos días fantásticos en Villajoyosa y, ahora, cuando ha llegado la hora de hacer las maletas y volver al pueblo, lo hacemos con pena pero con la sensación de haber sabido aprovechar perfectamente el tiempo que hemos tenido para descansar.

Vuelvo con las pilas cargadas y con muchas ganas de trabajar. Creo que todos los emprendedores tenemos que tener en cuenta la importancia de tomarnos un descanso, como decía antes. A veces es contraproducente seguir trabajando día sí y día también porque nuestra cabeza no da para más. En ocasiones hay que saber parar y dedicar el tiempo a nosotros mismos. Este es un consejo muy importante. Que no se os olvide.