Control de bajas laborales en las empresas

Control de bajas laborales en las empresas

He tenido en mis manos el  último informe Adecco sobre absentismo laboral y los números la verdad es que son grotescos. España es, tras Suiza, el país con más bajas laborales por trabajador al año, con una media de 10,7 días, muy por debajo de los 4,8 de EEUU y Australia. Y eso que en nuestro país no tenemos mal clima, todo lo contrario, si no, no sé que pasaría. Lo que está claro es que la mentalidad española sobre el trabajo sigue siendo la del vino y la pandereta.

El absentismo laboral, motivado habitualmente por supuesta incapacidad del trabajador y en menor medida por otras causas de diversa índole, supone para algunas empresas un considerable coste en términos económicos, de productividad y de competitividad. Vamos que en ocasiones a las empresas se les va el dinero por estas cuestiones.

¿Qué se puede hacer en este caso? Pues aunque suene a clásico, el tradicional seguimiento al trabajador, durante su situación de supuesta incapacidad, sigue mostrándose como la herramienta más eficaz para detectar y neutralizar este tipo de fraude laboral. La mentalidad del trabajador, pese a la mala situación de trabajo que hay, no ha cambiado. Hay que actuar de policías contra ellos. En España son varias las empresas que trabajan esta materia, una de las más eficientes es Castellana Detective, que realiza un trabajo muy eficiente.

Para poder trabajar bien hay que reunirse de personal legalmente habilitado, es decir, de un detective privad, para que sus informes, puedan ser posteriormente ratificados ante los tribunales (en caso de no alcanzar un acuerdo previo). Ello será un elemento probatorio de gran relevancia para estimar despidos procedentes, para que el trabajador no pueda alegar que se han metido en su intimidad.

Comprobar CV

Otro aspecto que es muy llamativo es que en pleno siglo XXI y con la gran cantidad de medios que hay para obtener información laboral de las personas, los aspirantes a un trabajo siguen engañando vilmente en su currículum, y esto tiene sus consecuencias. Una maldad que posteriormente puede inferir en el trabajo diario. Por ejemplo, si una persona dice en su CV que es especialista en algo, luego no lo es, y ocurre un accidente porque tú has confiando en él, pues la empresa tendrá que hacer frente a una indemnización millonario.

Así, la comprobación de la trayectoria profesional de los candidatos previa a la contratación es algo esencial. Por ejemplo en los países británicos forma parte ya de las políticas antifraude de las corporaciones. Cosa que aquí en España no ocurre. De esta manera, los informes elaborados por estas empresas de investigación del fraude incluyen verificación de datos laborales, educación, imagen reputacional, chequeo en diferentes bases de datos, antecedentes de fraude y discreta toma de testimonios del entorno. Vamos que está claro que nadie puede engordar el CV.  Para puestos clave o de especial responsabilidad, los informes de comprobación se pueden acompañar de una investigación más rigurosa, ampliando la información obtenida en diversas fuentes y a través de acercamientos encubiertos o con herramientas de control físico sobre el investigado.

Como puedes ver, quizás invertir en una empresa de estas características puede significar el ahorro en otras cuestiones. En tu mano está lo de sentirte engañado.