Consejos para mejorar la apariencia de tu restaurante

Consejos para mejorar la apariencia de tu restaurante

Si tienes un restaurante o un negocio de hostelería como podría ser una cafetería, un bar o un pub este es un artículo perfecto para ti. En este post hemos reunido 5 consejos para mejorar la apariencia de los establecimientos hosteleros, ya que la primera impresión que se llevan los clientes al entrar en el negocio puede ser clave para que se sienten en la mesa a consumir o se den media vuelta. 

Los consejos que hemos reunido tienen que ver con la propia apariencia del establecimiento, pero también con la decoración, la vajilla o la propia presentación de los platos. Porque estos aspectos son fundamentales en cualquier negocio hostelero e influirán tanto para que los clientes consuman como para que en el caso de hacerlo repitan. Así que vamos con los consejos. 

· Un lavado de cara se puede conseguir con pequeños cambios

Como decíamos, la apariencia es primordial para dar a los clientes una buena impresión. La decoración es fundamental, pero también que el mobiliario se encuentre en buenas condiciones o que esté adaptado al momento. No quiere decir que un negocio con una decoración antigua no vaya a tener éxito, sino significa que no esté cuidado o en mal estado. 

Además, si se quiere mejorar la imagen o apariencia se puede conseguir con un lavado de cara con pequeños cambios, no es necesaria una remodelación completa ni una gran inversión. Por lo que si tu negocio necesita una nueva apariencia bien porque la decoración se ha quedado obsoleta o simplemente necesita mejorar su imagen te vamos a indicar algunos trucos para hacerlo posible. (Sin contar los que veremos a continuación que también harán que la apariencia mejore considerablemente). 

  • Con las paredes: cambiando el color de las paredes o dando una capa nueva de pintura se conseguirá cambiar la apariencia del establecimiento. Debería escogerse un color que combine con el mobiliario y aporte luminosidad al espacio. También se puede optar por un papel pintado que en el mercado se pueden encontrar muy bonitos con diferentes motivos. Y simplemente con las paredes cambiará radicalmente la imagen y parecerá todo incluso más nuevo. 
  • Con mesas y sillas: estos dos elementos son muy importantes en cualquier restaurante. Si tienes mesas o sillas viejas, que no están en las mejores condiciones porque están cojas o tienen bastantes defectos estéticos deberías cambiarlas cuanto antes. Si están en buenas condiciones puedes incluso cambiar su estética tú mismo con una capa de pintura o con decoración extra como manteles o fundas para cubrir las sillas. En cualquier caso, si cambias las mesas o sillas de tu establecimiento, ya sea comprando nuevas o modificando las actuales, estarás dando una nueva apariencia al local. 
  • Los toques decorativos hacen mucho: simplemente con unas cuantas plantas y toques de decoración como cuadros permiten remodelar un espacio sin invertir mucho dinero. También puedes poner velas bonitas, hacer que las servilletas hagan juego con la decoración del local o simplemente cambiando las lámparas. 

· La vajilla y la cristalería lo dicen todo

La vajilla y la cristalería lo dicen todo. Debería estar limpia, cuidada e influiría que fuese bonita. También la vajilla personalizada da una mayor profesionalidad a cualquier establecimiento.  “Se puede personalizar cualquier artículo de cristalería con lo que el cliente desee como una frase o un logotipo. Además se utiliza para la grabación una técnica que otorga la mayor definición a la impresión y resistencia a los lavados para que la personalización pueda perdurar al paso del tiempo”, indican desde Serijerez, empresa de serigrafía y decoración de vidrio. 

Así que si necesitas cambiar la vajilla o cristalería de tu restaurante intenta que esté personalizada para dar un aire de mayor profesionalidad. Pero también escoge muy bien los diseños y colores de los vasos, ya que la estética de los mismos debería ser acorde con tu cocina y la decoración de tu local. 

· Los menús y las cartas son la mejor baza 

Los menús o la carta de un restaurante son la mejor baza para hacer que los clientes quieran probar tu comida. Deberían tener un buen diseño, pero también estar en buenas condiciones. Seguro que has ido alguna vez a algún bar y te han dado una carta que está medio rota y grasienta que da hasta asco pasar las páginas. Evita esto por favor, mantén siempre las cartas en buen estado y limpias. 

Además, actualmente por la pandemia de coronavirus deberías apostar por tener una carta electrónica a través de un código QR para evitar que los clientes toquen las cartas entre sí. Así podrán consultar todos tus platos desde su propio dispositivo móvil. 

· Limpieza impoluta, la mayor seguridad para un cliente

Este es el consejo más importante a seguir. La limpieza impoluta debería ser la máxima a seguir por cualquier negocio y más por los hosteleros, donde se va a consumir. Si un cliente aprecia cualquier signo de suciedad en el establecimiento difícilmente volverá a ese negocio. Y es que el pensamiento habitual es que si un restaurante está fuera o en sala sucio, donde lo ven los clientes no te quieres ni imaginar cómo estará la cocina.  

Por ello, este consejo puede parecer obvio pero no lo es. La limpieza es fundamental. Y no solo por eso, es que dará mayores garantías de seguridad a los comensales, especialmente a los que tengan intolerancias alimentarias. 

· Una buena presentación de los platos es muy importante 

Por supuesto, para una buena apariencia hay que presentar los platos de la mejor manera posible. Los platos tienen que estar limpios, es decir, que si en el momento de servir cae una gota de aceite se debe quitar. También deberían llevarse a la mesa los platos con gracia, vamos presentados de manera bonita. Para mejorar la presentación de los platos se pueden utilizar moldes, echar salsas con difusores y jugar con los colores de la comida. 

Estos son cinco consejos sencillos, pero al mismo tiempo muy efectivos para mejorar la apariencia de cualquier establecimiento hostelero.