¿Cómo elegir un ordenador para tu hijo?

Los niños y adolescentes son de los que más usan los ordenadores, ya sea para entretenerse en sus tiempos libres  para realizar los deberes que les envían en clase, de hecho, hoy en día es casi imposible realizar algunos de ellos sin contar con estos dispositivos ya que muchos colegios han digitalizado la entrega de tareas, distribución de contenido, incluso, después del Covid, las mismas clases.

Así, es bueno que los pequeños tengan sus propios ordenadores para que puedan usarlos el tiempo necesario y con comodidad, lo que nos lleva a los padres a pensar en las características de esta compra, de forma que sea lo que ellos necesitan, pero que a la vez sea un dispositivo bien adaptado al uso que se le dará, resistentes y de la mejor tecnología.

Para que sepas como dar con esta pieza, hemos preguntado a los expertos en tecnología, Megahogar Electrodomésticos y esto fue lo que nos contaron.

Característica con las que debe cumplir el ordenador

Las principales características que debemos evaluar en un ordenador para saber si es el más adecuado para un niño o adolescente son las siguientes:

  • Los ordenadores portátiles son la mejor opción ya que permiten mucha movilidad. No solo pueden jugar con ellos mientras descansan en la cama o el sofá, sino que pueden llevarlos al colegio o a casa de algún compañero para estudiar. De esta forma tampoco tienen que compartirlo con alguien y usarlo de forma personal. Pero, para los más pequeños, incluso, se puede pensar en dispositivos que viene con Tablet y ordenador portátil integrados, ya que pueden usarlo como una Tablet con mayor practicidad mientras juegan y solo incorporar el teclado cuando sea necesario, por ejemplo para hacer alguna tarea.
  • El tamaño justo. Si tenemos un presupuesto reducido no quiere decir que la mejor opción sea aun portátil pequeño, de hecho, estos a veces son los más caros, ya que tiene que haber un verdadero trabajo de diseño detrás para poder conjugar todas las funcionalidades y características en un dispositivo de poco tamaño. Dentro del tamaño, se debe evaluar más que nada el de la pantalla, por ejemplo si se quiere disfrutar de buenos gráficos, series, videojuegos, etc., casos en los cuales la pantalla debe ser grande, pero si lo que se aprecia más es la portabilidad, debemos reducir en tamaño. Por ejemplo, mientras que si lo que queremos estar horas sentados mirando fijamente la pantalla, necesitamos una de 15,6″, para trabajar o jugar de una forma cómoda para la vista. Mientras que, los portátiles de menos de 15,6″ son ideales para un usuario que necesite movilidad y que lo va a utilizar en muchos lugares diferentes.
  • Dispositivo adaptado al uso. Para adquirir el ordenador correcto, hay que pensar en el uso que se le va a dar. Si el uso principal es para navegar por Internet, ver vídeos de aplicaciones como YouTube, escribir emails o usar programas sencillos se podría optar por un portátil barato y sencillo, lo suficiente para cumplir con estas actividades. Si en cambio el uso es para videojuegos que exijan un gran rendimiento gráfico o para utilizar programas de gran peso, los precios de estos portátiles gaming o más avanzados se encarecen.
  • Elprocesador. Por supuesto es importante evaluar la parte técnica del ordenador, que será la que nos permita realizar las tareas deseadas con facilidad y comodidad. Debemos buscar  un procesador Core i3 o un AMD Ryzen barato, perfecto si se trata de un   uso no profesional de un portátil, más de allí ya sería un mal gasto de dinero para el usuario común.
  • El disco duro. Un disco duro interno de 500GB suele ser más que suficiente y es por norma general la capacidad de almacenamiento de un portátil económico. Igualmente cualquiera que sea el espacio interno, se puede ampliar con la compra de una memoria extraíble.
  • Otros componentes recomendados. Una unidad lectora/grabadora de dispositivos ópticos, varios puertos USB, conector HDMI, una webcam y conexión WiFi (suele ser habitual en todos los ordenadores portátiles).
  • Durabilidad del portátil. Recuerda que quienes utilizan estos dispositivos serán los niños, quienes no se destacan por ser demasiado cuidadosos ni responsables con sus pertenencias, por lo que es bueno buscar un dispositivo que sea resistente y tenga durabilidad. El ordenador tiene que ser capaz de aguantar el ritmo de vida que llevan tus hijos. Así, lo ideal es seleccionar un ordenador que sea potente y moderno pero que a la vez inspire confianza. Eso si, tienes que saber que este tipo de ordenadores aumentan el presupuesto a invertir. Es muy importante adquirir un ordenador que no se nos quede corto demasiado rápido, es decir que no se dañe tan fácilmente, que no comience a escasear en espacio o a ponerse lento demasiado rápido.

 

Todo depende del uso

Ya hemos descrito las diferentes características que se deben buscar en el ordenador a comprar, sin embargo, queremos tratar dos puntos (los más importantes, quizá) de forma un poco más profunda.

Primero, tenemos la consideración del uso. Hay que pensar que los niños y jóvenes utilizan el ordenador sobre todo para ver vídeos en YouTube y para utilizar juegos y aplicaciones educativas que no consumen mucha memoria RAM. Por ello, es que recomendamos tanto ordenadores sencillos y portables que además sean económicos.

Estos sirven perfectamente para este tipo de tareas y no conlleva al padre a invertir más en un  portátil con mayores requerimientos técnicos, los cuales al final serán desperdiciados por la falta de un uso profesional.

Incluso, los del tipo Chromebook, que están concebidos para conectarse a Internet y trabajar en la nube, son también una excelente opción. Mejor aún, hay ordenadores pensados para el uso de niños pequeños, que son muy pequeños, fáciles de movilizar, resistentes y que les permite hacer funciones sencillas como entrar en redes sociales, jugar, leer, y ver videos en YouTube.

Cualquiera que sea el que elijas, todos están pensados, también, para tener una gran autonomía en cuanto a la batería, de forma que tu hijo no tiene que estar preocupado por cargarlo  a cada rato.

Tu hijo también los prefiere porque los diseños suelen ser pensados para este tipo de público, viniendo en colores muy vivos y alegres e incluso con motivos infantiles de moda. En fin, son todo un acierto, para los padres que no tendrán que invertir demasiado por un producto de calidad, y para los niños que disfrutarán del uso que buscan en un dispositivo cómodo y atractivo.

El tamaño importa… y mucho


Este sería el segundo punto a poner en la mira, ya que de él dependerá que tan funcional será el dispositivo. Por ejemplo, una pantalla pequeña no dejará satisfecho al usuario que quería disfrutar de gráficos de calidad, y una pantalla demasiado grande será incómoda para el usuario que quería una portátil práctica y fácil de cargar consigo.

Como dijimos en el unto correspondiente, el tamaño estándar de 15.6 pulgadas será ideal pues permite desplegar adecuadamente juegos, videos y documentos si el llevar y traer el ordenador no es un punto esencial en su futuro uso. Además que en el mercado encontrarás estos modelos a un precio muy económico y en todas las marcas para que elijas la que más te gusta.

No obstante, la edad del niño es un determinante. Es más recomendable que para niños pequeños se utilice una pantalla de 11.6 pulgadas. Mientras que, los tamaños intermedios de 13.3 y 14 pulgadas son los  ideales para niños más grandes y adolescentes. Finalmente, los portátiles de 15.6 pulgadas son los llevados para adolescentes, gracias a sus buenas características técnicas generales que les permiten sus trabajos para el colegio y navegar en internet sin sacrificar demasiado la practicidad.

Tablet y portátil en un solo dispositivo

A principio del articulo también hablamos de la posibilidad de un portátil y Tablet al mismo tiempo, vendiéndola como una opción perfecta para los más pequeños de la casa debido a su practicidad.

Existen pequeños portátiles que son, por decirlo de alguna forma, «híbridos». Tabletas que con la añadidura de ciertos accesorios pueden convertirse en un pequeño ordenador y que usan sistemas operativos del tipo Android, por ejemplo, hasta Windows 8.1 o Windows 10, y que son prácticos y útiles por su tamaño reducido.

Así se puede usar como Tablet, por ejemplo, para jugar o meterse en las redes sociales, y luego transformarse en ordenador con su teclado y ratón propio para realizar las tareas para el colegio.

Este tipo de ordenadores híbridos o convertibles son muy económicos y tienen un desempeño muy bueno para usar aplicaciones sencillas tipo YouTube o las aplicaciones educativas más frecuentes.

Los accesorios que necesitará la Tablet para convertirse en ordenador, como en el caso del teclado, tampoco son demasiado costosos y además, son cómodos, duraderos, y resistentes, justamente pensados para este tipo de usos.

Por supuesto, nunca olvides usar tu gusto personal a la hora de elegir entre los miles de diseños que encontrarás a tu disposición y haz una investigación en Internet para conocer las diferentes marcas y sus características.