La importancia de elegir una buena ubicación para tu Negocio

La importancia de elegir una buena ubicación para tu Negocio

Todo empezó como suelen empezar las cosas, con una idea. Esa idea fue la que me llevó a estudiar joyería y a poner toda mi energía en crear una colección diferente y única.

Cuando terminé mis estudios en la Escuela de Joyería, tenía las cosas muy claras, sabía que quería trabajar en una marca propia. Una marca con diseños de alta calidad y mucha personalidad pensados para mujeres con un gusto muy elegante y moderno.

Quería crear una colección que bebiera de la arquitectura, el arte y el diseño, pero sabía que tenía un largo recorrido por delante y eso pasaba por trabajar para otras joyeras y aprender de sus propias experiencias.

Muchas de las personas con las que trabajé empezaban sus negocios creando una tienda online, con ellas aprendí lo importante que es crear una buena estrategia de Marketing Digital, una estrategia integral y trabajar con mucho cuidado y cariño tanto las redes sociales como el blog y comunicar tanto con la parte visual como con cada una de las palabras que eligiera para definir mis joyas.

También me di cuenta que muchas de las emprendedoras y emprendedores en joyería con los que trabajé daban mucha importancia a asistir a ferias y eventos de otros profesionales y demostrar que son referentes y expertos en su sector.

El Barrio Born de Barcelona, un lugar estratégico para muchos emprendedores

La joyera de la que más aprendí, la que más me gustaba siempre me hablaba del barrio del Born en Barcelona.

Siempre me decía que quería alquilarse un pequeño local en ese barrio, ya que para un producto de joyería exclusiva y moderna ese era el mejor de los barrios en los que uno podía estar ubicado.

Ella era una gran defensora del mundo digital y de los beneficios de tener una buena tienda online, pero siempre me recordaba que como lo que se puede ver y tocar y el boca a boca no hay marketing más eficaz, o al menos en nuestro sector.

Con el tiempo me di cuenta de que tenía mucha razón y que, está claro que el producto tiene que ser bueno y de calidad, y que una buena estrategia de comunicación es muy importante para tener visibilidad en el entorno digital pero que, al final la localización es un factor clave y decisivo para muchos emprendedores que trabajamos en el sector de la moda, así como en la restauración y en el arte.

Movida por la curiosidad y por el comentario de mi antigua jefa decidí ir a pasar un fin de semana a Barcelona a explorar si estaba tan en lo cierto con este barrio.

Lo primero que hice fue llamarla para que me recomendara un buen Hotel, ya que ella parecía conocer muy bien el barrio. Me habló de Boriabcn, un edificio con carácter y siglos de historia, ubicado en pleno barrio Born, así que me pareció el destino perfecto para alojarme durante esos días y aprender todo lo posible del barrio.

Estaba claro que si uno de los hoteles de lujo de más prestigio de la ciudad se encontraba en este barrio ya era un punto a favor, incluso antes de pisar la Ciudad Condal.

Cuando llegué al barrio me quedé muy sorprendida por el ambiente que se respira en sus calles, es un barrio muy cosmopolita y lleno de restaurantes y galerías de arte.

Con razón es uno de los barrios más antiguos de Barcelona, así que no me extraña que por sus características sea un barrio inmejorable para atraer jóvenes emprendedores en los campos que a mí más me interesaban, arte, moda y restauración.

El Born alberga más de 500 comercios, tiendas, bares, restaurantes, galerías, cafés, y otros establecimientos. Hay quienes lo comparan con el Soho de Nueva York por ser uno de los barrios más bohemios, vanguardistas y de tendencia de la ciudad.

Además de muchos negocios de emprendedores el Born también cuenta con todo un referente como destino de cualquier artista que visite la ciudad, el Museo Picasso.

Un barrio con mucha historia como centro neurálgico de la ciudad y eje comercial, y es que ya en el SXVI, XVII, XVIII la entonces conocida como la Plaza del Born era un hervidero de actividades multiculturales como el carnaval y las ferias de platería y vidrio, todas ellas las más importantes de Europa.

Así fue creciendo una ciudad que mira al mar, desde uno de sus barrios más emblemáticos, fue paseando por sus calles, llenas de vida y actividad que supe que esa era la energía que buscaba para mi proyecto.

Y es que, a veces el lugar ayuda, y mucho.