Emprendedores españoles fuera de nuestras fronteras

Emprendedores españoles fuera de nuestras fronteras

Todo el mundo sabe que en España los emprendedores lo tienen bastante más difícil que en otros países y por eso aquellos que consiguen ahorrar lo suficiente y tienen el idioma, incluso algunos son él, se cuelgan la mochila al hombro e intentan montar su negocio fuera de las fronteras españolas. Pero para ello la formación es imprescindible.

1-IMG_5810

En Campus Barcelona, una escuela de estudios superiores y universitarios, podrás formarte en turismo, relaciones públicas y marketing, administración de empresas, secretariado internacional de alta dirección, agente de viajes, y muchos ciclos formativos de grado superior además de idiomas o cursos de tripulante de cabina de pasajeros, etc.

Estos estudios, entre otros, son los que realmente serán la base de tu negocio porque, siendo sinceros, si yo tuviera ahora que dirigir una cadena hotelera, o un negocio de electrónica por ejemplo, no tendría ni la más remota idea. Y, aunque muchos se lancen sin paracaídas, yo soy de las que opina que mejor llevar una buena red de idiomas porque si vas a Alemania y no sabes alemán, malo, si te vas a Inglaterra y no sabes inglés, malo también, y en Rusia ya no hablemos.

Sólo una vez conseguida esa formación y con un saco de ilusión a la espalda es como puedes subirte al avión que te llevará lejos de este pequeño país para intentar iniciar una nueva vida lejos de casa y de los tuyos.

Algunos de los negocios a los que más recurren los españoles fuera de casa para emprender son bares de tapas españolas, carnicerías donde la venta se especializa en jamón ibérico, chorizo y demás productos típicos de nuestra tierra, bodegas donde el vino de la Rioja tiene un lugar especial o pequeñas tiendas de comestibles y el motivo es muy sencillo. Vayas al país al que vayas la gente tiene que comer. Tal vez si montas una escuela de Español para extranjeros también tengas éxito pero no es algo imprescindible, sin embargo todos tenemos que llevarnos algo a  la boca diariamente y si consigues encontrar un buen establecimiento en una buena zona comercial tal vez puedas salir adelante.

El impuesto de los autónomos que pagan en otros países parece irrisorio en comparación al que pagamos aquí y el IVA por los productos no es ni la mitad de caro en algunos casos. Todo esto provoca que muchos se estén planteando, los que no lo han hecho ya, si dar el salto en los pirineos y plantarse en Francia, Bélgica, Holanda o Suiza no es una buena idea.

Pero ya sabes, no seas ingenuo y si lo haces ves con los deberes hechos, con un idioma y una buena formación.