cropped-a340b29077084fe9ada9c921cc82b33b.png
shutterstock_1365258044(FILEminimizer)

Cuando el vapeador es el mejor amigo de los emprendedores

El empresario debe cuidar su imagen hasta el extremo porque de esa imagen que tenga su persona depende en buena medida la imagen de su negocio. Es evidente que no se trata de un asunto sencillo muchas veces, porque en ese caso los emprendedores son como los políticos: deben mantener su imagen pública por encima de todas las cosas. Si son capaces de cumplir con este cometido, sus opciones de éxito se multiplican. Pero si no lo hacen, lo cierto es que su labor va a ser mucho más complicada en adelante. Ya no cabe ninguna duda al respecto.

¿Qué es lo que puede hacer que la imagen del empresario decrezca y que eso le cause problemas? La verdad es que son muchas las cuestiones que pueden hacer eso posible. Una de ellas, quizá una de las peores que podemos asumir, es la del mal aliento. La halitosis es un problema bastante común en España y sienta muy mal hablar con alguien que tiene un problema así. Si tenemos delante a un emprendedor que está procurando vendernos los beneficios de sus productos y tiene halitosis, probablemente no vamos a comprar lo que nos está intentando vender.

¿Qué es lo que hace que la halitosis pueda estar presente en la vida de un emprendedor? Son muchas cuestiones, pero la más habitual es el tabaco. El mal aliento es otra de las grandes desventajas de un tabaco que, como veis, no solo mata. No cabe la menor duda de que son muchas las personas que, estando al cargo de una empresa y habiendo sido fumadoras, han procurado terminar con este problema. Y la solución que han encontrado ha pasado por cambiar el cigarrillo tradicional por un vapeador. A grandes males, grandes remedios, como se suele decir.

Los emprendedores de éxito están dejando de fumar para pasarse al vapeador. Se trata de una cuestión que tiene que ver con su imagen. No es lo mismo fumar, un hábito que nos deja un aliento pestilente, que vapear. Los profesionales de Vapedesechable nos han indicado que no ha parado de crecer en los últimos años las personas que, estando al cargo de una empresa (por lo general una pyme) han decidido cambiar el cigarrillo por el vapeador. Los resultados son un mayor cuidado de su imagen y también de su salud, cuestiones básicas para solidificar el éxito empresarial.

Cada vez hay menos fumadores tradicionales

El tabaco tradicional está de capa caída y hay varios datos que así lo demuestran. Os los vamos a mostrar a continuación:

  • Según una noticia que fue publicada en la página web del diario El Mundo y que citaba una Encuesta Europea de Salud, había bajado el número de fumadores en España durante el año pasado. Ahora, ese número baja del 20%, un dato que no cabe la menor duda de que sigue siendo mejorable pero que implica una mejora con respecto a los años anteriores, en los cuales la tasa de fumadores superaba con creces el 30%.
  • Según lo que indicaba otra noticia, en este caso publicada en la página web del diario El Economista en 2014, el número de trabajadores que había dejado de fumar con respecto al año 2009 había decaído en un nada despreciable 24%. Se trata de una buena noticia porque, en primer lugar, demuestra que nos ha empezado a importar nuestra salud y porque, en segunda instancia, ha hecho posible que se demuestre que lo que hemos comentado acerca del cuidado de la imagen es tan real como la vida misma. Y es que fumar de manera tradicional es perjudicial en casi todos los sentidos. Hay que innovar y eso, en buena medida, depende de vapear.

Hay que seguir por este camino 

Estamos seguros de que va a seguir creciendo la cantidad de personas que se decanten por el vapeador en lugar de mantener el cigarro tradicional. Y entre los emprendedores va a tener especial éxito este asunto porque está claro que ellos son los primeros beneficiados a la hora de quitarse de encima ya no solo el mal aliento que provoca el tabaco, sino también todo lo que tiene que ver con los malos olores en la ropa, que son bastante frecuentes en una persona que fuma de manera habitual.

Es evidente que todo lo que hemos comentado acerca de los emprendedores es algo que podríamos trasladar a todas y cada una de las personas que fuman. Está claro que pasarse al vapeador es una alternativa que no solo es saludable, sino que además permitirá que mejore nuestra imagen y que, por si eso fuera poco, es mucho más barata. Estos que os hemos dado son argumentos más que de sobra para apostar por una cuestión como de la que estamos hablando. Así que de vosotros y vosotras depende.

 

Relacionado

Scroll al inicio