Crecen las exportaciones agroalimentarias

Crecen las exportaciones agroalimentarias

Que la agricultura lleva varios años de capa caída no es nada nuevo ni una sorpresa para nadie. La climatología, seca la mayor parte del tiempo y de fuertes tormentas que destrozan los campos la pequeña parte que queda, no ayuda nada y si a ella añadimos que son los distribuidores y proveedores los que realmente se llevan el dinero mientras que los trabajadores de campo y los vendedores apenas ganan algo podríamos decir que no es un buen sector en el que invertir últimamente. Pero la cosa está cambiando, evolucionando.

Por un lado, muchos agricultores unen sus fuerzas y montan cooperativas para llevar, ellos mismos, la fruta y la verdura hasta la mesa de sus clientes, “del árbol a tu mesa” como suele decirse. Esta moda ha ido creciendo gracias a la concienciación actual de la sociedad que quiere comer sano y llevar una vida saludable lo que la empuja a consumir productos naturales y, cuanto más ecológicos y alejados de los químicos mucho mejor.

Por otro lado, gran parte de esos agricultores, ha decidido llevar nuestra fruta, afamada en muchas partes del mundo, fuera de nuestras fronteras, ya que así rentabilizan mucho más sus ganancias y pueden permitirse mayores dispendios a lo largo del año, aunque sin pasarse claro está. Sea como sea, el sector está evolucionando y eso atrae a nuevos empresarios que ven una oportunidad de negocio con tanto movimiento.

La oferta laboral ha crecido un 10% en el sector de las exportaciones y empresas como allfruitexport.com se centran en dicha exportación con el fin de sobrevivir y convertirse en un referente de calidad en el extranjero. Esta empresa se ha especializado tanto que ha creado todo un entramado de redes para llevar al destinatario final las frutas y verduras que cultiva en perfectas condiciones y consiguiendo que no pierdan calidad ni sabor en el transporte. Sin líder en su sector y esto ha atraído, tanto a la prensa como a nuevos inversores.

Obviamente no es el único sector que ha crecido este año, el turismo también ha pegado fuerte en nuestras costas y parece que lo seguirá haciendo pero eso es algo que no nos llama demasiado la atención, puesto que antes de la famosa crisis europea (o mundial), nuestro país era un claro destino de turistas extranjeros, lo que ocurre es que había disminuido un poco y ahora vuelva a aflorar con cierta fuerza que aumenta cada año un poco más. Bien por los hosteleros y hoteleros ¿no?

El caso es que de ese total de exportaciones del año pasado, cifrado en unos 20.000 millones de euros en Andalucía, 7.300 millones corresponden al sector agroalimentario, que es el que tiene más peso en la economía después de ese turismo del que veníamos hablando. Las exportaciones de este sector (tomates, fresas, aceite) crecieron un 6% en 2015 respecto al año anterior, y seguirán creciendo en zonas como Almería, tomando a su vez fuerte protagonismo productos como la fruta tropical (Málaga) y frutos del bosque (Huelva), lo que está derivando en mayor oferta laboral, en torno a ese 10% del que hemos hablado antes.