Calefacción por aerotermia para la oficina

Calefacción por aerotermia para la oficina

back-thermometer-949223_640

Se acerca el invierno y el frío y tenemos que empezar a poner estufas y demás aparatos eléctricos para caldear las oficinas, el recibo de la luz sube y nosotros, los empresarios, empezamos a hacer equilibrios con los gastos para no salirnos del presupuesto. Os suena ¿verdad? Pues os voy a hablar de algo que puede echaros una mano, lo sé porque a mí me ha servido. Os recomiendo esta empresa de calefacción por aerotermia que ha conseguido que mi factura disminuya los meses de invierno.

Se trata de la empresa García Guirado, una empresa familias fundada hace más de 30 años especializada en instalaciones y mantenimiento de electricidad y climatización distribuidora y servicio técnico oficial Daikin. Decidí confiar en ellos por recomendaciones y algunas referencia smuy positivas que encontré en Internet y no me arrepiento.

Pero ¿qué es la aerotermia? Pues es una energía de fuentes renovables que saca provecho de la energía contenida en el aire que nos rodea para utilizarla después son diferentes fines, entre ellos, la calefacción. Gracias a que la energía contenida en el aire de manera natural, en forma de temperatura, es disponible y virtualmente inagotable, se puede considerar la aerotermia como una energía renovable que no consume directamente de la electricidad que nosotros conocemos hoy en día.

Utilizando esta energía se consigue producir calor y agua caliente de manera menos contaminante, consiguiéndose un ahorro energético de hasta el 75%, así que imaginaos el ahorro en la factura de la luz mensual que puede llegar a suponer dependiendo de su gasto.

No estoy diciendo que esto sea la panacea, ni mucho menos, no pretendo engañar a nadie porque yo no gano nada pero como empresario que tenía ciertas dificultades para llegar a fin de mes durante los meses de invierno he visto un ahorro considerable y quería compartir mi hallazgo con todos vosotros por si puede serviros de ayuda.

De todos modos siempre podéis recurrir a otro tipo de ahorro pero yo os recomiendo el de la electricidad porque, a lo tonto a lo tonto, suele ser un gran gasto anual que merece la pena reducir.

La semana pasada estuve probando “trucos” para que la habitación se caldee antes y se gaste aún menos energía. Los probé en casa claro está, no en la oficina, pero el caso es que aunque parezcan ridículos funcionan. Por ejemplo, colocar sobre una base para que no toque el suelo, una vela tapada por dos recipientes de arcilla (pueden ser dos maceteros), uno más grande que el otro de modo que quede una cámara de aire entre ellos. Pues bien, la vela calienta el aire que queda en esa cámara y por el agujero del culo de macetero lo va soltando poco a poco y ayuda a la calefacción normal a caldear la habitación. Después puedes apagar la calefacción porque el invento casero ayudará a mantenerla calentita sin necesidad de que estés gastando más electricidad. Probadlo, funciona.