Qué tipo de impresora necesitas en la oficina

Qué tipo de impresora necesitas en la oficina

Es muy importante valorar la facilidad que tenemos hoy en día para imprimir documentos desde el ordenador, ya que no siempre ha sido así. Hubo un tiempo en el que las impresoras valían una gran cantidad de dinero asumible solo por algunas empresas, lo que contrasta a día de hoy con el bajo precio que tienen.

A pesar de que las impresoras siempre intenten jugarnos una mala pasada cuándo más las necesitamos, hemos de reconocer que son más necesarias que nunca en el mundo de los negocios. De hecho una oficina sin una impresora es como una mesa a la que le falta una pata o incluso el tablero.

Elegir una impresora no es algo fácil a día de hoy con la gran cantidad de opciones que hay en el mercado. Sobretodo cuando los precios empiezan a partir de los cien euros, y muchos empresarios eligen la impresora más barata sin tener encuenta sus necesidades. Decidir mirando el bolsillo no es la mejor opción a largo plazo.

En el artículo de hoy vamos a comentar cuáles son los diferentes tipos de impresoras que existen en la actualidad, y comentaremos cuál es la mejor para tener en la oficina. Elegir una u otra no depende tanto de la marca, sino del tipo de alimentación de la tinta, y el tipo de impresión que realiza la impresora.

Diferentes opciones y diferentes necesidades

En primer lugar, al hablar de una impresora, tenemos que saber cuáles son las necesidades que tenemos en la empresa, y si es necesario comprar una impresora o externalizar el servicio mediante un contrato de renting con suministro de copias. Estas opciones dependen de si vas a tener la impresora durante un gran número de tiempo o no.

En este artículo vamos a suponer que compras una impresora, y como primera decisión que tenemos que tomar, debemos de decidir si comprar una impresora con cartucho de tinta tradicional, tóner o tanque de tinta. Las impresoras tienen diferente terminología dependiendo del sistema de carga de la tinta.

Por tanto, tenemos las impresoras de inyección de tinta, que son las tradicionales y las primeras en salir al mercado. Este tipo de impresoras se recomienda cuando el número de copias que se va a hacer es bajo, ya que el precio de los cartuchos originales es superior a los de los tóner o los botes de tinta. Lo positivo de estas impresoras es que son bastante baratas, y lo negativo es que de nada te sirve ahorrarte dinero en la impresora si luego imprimes muchas hojas.

Después de las impresoras de inyección se desarrollaron y comercializaron las impresoras digitales. Estas impresoras son más rápidas a la hora de imprimir, más voluminosas y tienen un precio más elevado que las impresoras de inyección. Este tipo de impresoras suelen ser las más recomendables para las empresas, ya que se pueden imprimir grandes volúmenes de páginas a un coste menor gracias a los Toners, los recipientes dónde se almacena la tinta.

Estas impresoras pueden tener muchos complementos, entre ellos está el escáner, que permite escanear y fotocopiar grandes volúmenes de páginas a dos caras en muchos casos. También hay impresoras que llegan a poner grapas en los documentos, lo que sin duda ahorra mucho trabajo a la persona que hace las copias.

Por último, vamos a hablar de las impresoras con tanque de tinta, que son relativamente nuevas en el mercado y mucha gente no ha oído hablar de ellas. Estas impresoras toman como base el soporte de las impresoras laser con todas sus ventajas, pero en lugar de alimentarse mediante tóner se alimentan mediante grandes depósitos de tinta.

Este tipo de impresoras tienen una ventaja clara, y es que el precio del bote de tinta es mucho más rentable que el de un cartucho y el de un tóner, y además duran mucho más ya que tienen bastante cantidad de tinta. Esto hace que el precio por copia se reduzca, pero por el contrario, aumenta en gran medida el coste de la inversión inicial en la fotocopiadora, que supera con creces el de una impresora láser o el de una impresora de inyección de tinta.

Al hablar de impresoras no podemos olvidarnos del otro componente esencial, el papel. Dependiendo de cada empresa se necesita un papel específico, que puede tener como características la anticorrosión o la resistencia al fuego. Servicolor es una empresa especializada en soluciones de calidad para el sector del envase y el embalaje, que recientemente ha inaugurado una nueva línea entrada en los papeles técnicos. Servicolor Iberia es fabricante de papel técnico VCI con propiedades anticorrosión, papel antigrasa, papel ignífugo y papel antihumedad