Hazte con tu género a través de Internet

Ir al supermercado se ha convertido en un verdadero suplicio hoy en día. En muchas ocasiones esto es debido a las largas colas de gente que hay que soportar para pagar, algo que nos hace perder demasiado tiempo. Por no hablar de lo difícil que resulta aparcar cerca de alguno de ellos. El estrés que esto puede llegar a provocar es indescriptible.

La solución, como para otras muchas cosas, pasa por Internet. Por suerte hoy contamos con un sistema de compra online que es una maravilla y que nos permite librarnos de multitudinarias colas, aparcamientos y demás problemas a la hora de comprar. Para un pequeño emprendedor que utilice a cualquier supermercado como proveedor, un detalle de este estilo es oro puro.

Hace aproximadamente un año di vida al primer negocio que poseo en propiedad. Se trata de un locutorio situado en un municipio de Madrid y que, además de ofrecer un servicio de uso de ordenadores, hace las veces de tienda de bebidas y snacks. Desde el primer momento tenía la sensación de que el locutorio iba a ser más conocido por ese servicio de venta de bebidas y snacks que por la disponibilidad de los ordenadores, y por eso necesitaba hacerme con género que me resultase barato (así podría aumentar mi margen de beneficios) y cuya calidad estuviese asegurada.

¿Dónde conseguirlo? Mi pretensión era conseguirlo a través de un supermercado online. Necesitaba comprar grandes cantidades de bebidas y comida, por lo que hacerlo sin ayuda y soportando todas esas desventajas que implica un supermercado tradicional sería demasiado molesto para mí. Sabía que podía recurrir a Internet y a ello me lancé en cuanto tuve la más mínima posibilidad.

Buscando en la red descubrí Tu Club de Compras, una entidad que cumplía con todos los requisitos que me había marcado: productos de las mejores marcas, precios reducidos y, sobre todo, una entrega rápida (entre 24 y 48 horas). Decidí que era la entidad perfecta para comenzar a dotar al locutorio de los mejores productos y por ello realicé un primer pedido. Un pedido que me resultó bastante asequible económicamente.

Un pedido al que, sin embargo, le conseguí sacar una gran rentabilidad. Sin encarecer demasiado el valor añadido de las bebidas y los snacks, conseguí obtener un beneficio importante y comenzar así mi actividad con buen pie. Sabía que esto era realmente trascendental para hacer de mi negocio algo duradero teniendo en cuenta que muchas de las pequeñas empresas que acaban de nacer mueren antes de que se haya cumplido un año.

Un año entero consiguiendo beneficios

Han pasado más o menos doce meses desde que comenzara a ejercer mi actividad y las cosas han ido francamente bien en todos los aspectos. En primer lugar, he conseguido obtener un beneficio económico que nunca antes había logrado trabajando por cuenta ajena. Por otra parte, y gracias al interés que he demostrado en adquirir productos de calidad y no encarecer demasiado su valor añadido, he establecido una imagen del locutorio muy buena y que ya me ha permitido fidelizar a una buena nómina de clientes.

Encontrar Tu Club de Compras ha sido, en definitiva, un gran balón de oxígeno para el negocio y también para mí mismo. Sin soportar pesadas cargas, desorbitados precios ni interminables colas, he conseguido los mejores productos. Y eso en la vida de un emprendedor se nota. Todo lo que sea facilitar nuestra ya de por sí complicada vida es un regalo y por tanto no hay que desaprovecharlo.

Mi futuro también seguirá ligado a este modelo de trabajo. De otra manera sería imposible perpetuar la existencia de mi locutorio. Estoy seguro que adquiriendo mis productos a través de Internet y con un servicio de entrega tan rápido no me faltará el trabajo.

Los comentarios están cerrados.

Patrocinadores


Categories

Lorem ipsum dolor sit amet. Nam sit amet sem. Mauris a ante.