Aprendiendo a Emprender

0
147

Antes de lanzarse a emprender es muy recomendable adquirir ciertos conocimientos, ya sea de un campo específico o conocimiento de economía para emprendedores.

En cualquier caso, siempre tendremos más herramientas cuanto más preparados estemos. Cuando se me planteó esta duda con 25 años, después de consultarlo y de barajar mis opciones fui consciente de que, si bien estaba convencida de que quería emprender lo mejor iba a ser pasar antes por la Universidad.

Y eso que para mí eso iba a suponer un gran esfuerzo, ya que tenía que formarme en Accesouniversidadmayores25, donde en el Centro Universitario San Bernardo me prepararían para el curso de acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años.

Es cierto, que algunos amigos me decían que me lanzara directamente a emprender, ya que, al final eso era lo que quería y que cuanto antes lo hiciera mejor, sin embargo, algo me decía que la opción de estudiar en la Universidad me iba a aportar un cierto bagaje que me ayudaría como emprendedora.

Situación del Emprendimiento en España

Antes de tomar mi decisión no dejé de informarme e investigar, reunir datos e información que me ayudaran a confirmar lo que sentía que era mejor.

El mapa de emprendimiento generado en 2018 por Spain Startup indicó que el perfil de los emprendedores, donde se define al clásico emprendedor como un hombre con formación universitaria (probablemente ingeniero) que financia su proyecto con recursos propios y tiene como principal motivación para el mismo sus propias ganas de emprender.

El 96% de los emprendedores cuenta con estudios universitarios que respaldan su labor, destacándose los perfiles de Ingeniería con un 45 % del total.

Por otra parte, algunas de las razones de elegir formación universitaria entre estos emprendedores, se encuentran en razones como la posibilidad de dirigir su negocio hacia el área que le interesa al estar formados en específicamente en ella.

Otra razón es la de tener un plan de escape por si el negocio no funciona como se esperaba. También el hecho de tener una formación específica para formarte como emprendedor, para que, de este modo, tu idea de negocio quede completamente libre de errores.

Fueron razones que me ayudaron a decidirme por lo que quería estudiar, centrándome en el campo del Desarrollo Web y más concretamente el desarrollo de Aplicaciones Móviles.

Tenía una idea muy clara de lo que quería hacer y de cómo iba a ser mi negocio, si bien, aunque podría haber contratado expertos en este campo sabía que lo mejor iba a ser formarme y desarrollar mis propias apps para así tener más control sobre todos los procesos.

Está claro que tenía ante mí un largo camino y tomar esta decisión con 25 años siempre tienen sus riesgos, ya que tienes que posponer un par de años más el inicio de tu proyecto emprendedor, pero sabía que, de este modo, siempre iba a tener un as en la manga en caso de que mi idea de negocio no tuviera el éxito que esperaba y, si bien, aunque hay mucha verdad en eso de que “quien no arriesga no gana”, a veces tampoco está de más un poco de prudencia.