Las grandes responsabilidades de las empresas de transporte

0
37

Parece que en un mundo tan globalizado se está dando un paso atrás por parte de los políticos y las autoridades. Algunos países como los Estados Unidos de América o Inglaterra están dejando de lado la globalización, y están apostando más por un tipo de comercio más cerrado. Esto va un poco en contra de la idea de apertura europea.

Si bien esto es un hecho, también existen personas que gracias a esa globalización han podido viajar a otros países para obtener trabajo. No es nada nuevo que durante la crisis miles de personas dejaron España por la falta de ofertas laborales especializadas, y se fueron a otros países a trabajar. Alemania se hizo fuerte gracias a los talentos españoles que destacaban en el área de ciencia e ingeniería.

Una de las grandes consecuencias de irse a vivir al extranjero, es que puede ser que en algún momento se puede decidir volver al país de origen. Actualmente esto está pasando, y es en gran medida gracias a la recuperación económica que está habiendo de manera generalizada, pero desigual, en los países. Muchos españoles que se fueron a vivir al extranjero han vuelto porque ahora tienen trabajo aquí, o han decidido emprender.

Por tanto, en el regreso se tienen que traer de vuelta las pertenencias, muebles, enseres y incluso animales. En lo que referente al transporte de bienes muebles no suele haber un gran problema. El verdadero problema está en el transporte de animales, ya que normalmente desconocemos las normas aplicables y los procedimientos.

Transportar un animal puede ser una tarea compleja, no solo en cuanto a trámites y permisos se refiere, sino compleja en el sentido de que puede que el animal no llegue al destino por varios motivos. Los animales tienen que cumplir unos requisitos veterinarios y documentales al llegar al país de origen, y si hay una discordancia entre los datos por tomar como referencia parámetros diferentes, pueden llegar a sacrificar al animal.

De hecho existen historias en las que debido a problemas en la detección del chip de identificación de unos perros traídos de China, el Puesto de Inspección de Fronteras llegó a dar la opción de devolver los animales o sacrificarlos. Esto se pudo solucionar ya que un amigo de los dueños pudo traer un escáner válido para comprobar el chip, aunque todavía hubo que solucionar otros problemas.

La necesidad real de contratar empresas de transporte de animales

Un caso como el anterior muestra la necesidad de contar con profesionales en el servicio de transporte de animales. Estas empresas conocen todos los requisitos legales, veterinarios y los procedimientos para poder introducir los animales en un país sin tener que sufrir situaciones no deseadas.

El cliente puede contratar una empresa de transporte de animales, y ésta se encarga de recoger al perro, comprobar y cumplir los requisitos veterinarios, gestionar la inspección documental y física en la aduana, contratar los servicios de las compañías aéreas e incluso asesorar para elegir el trasportín homologado.

Además una vez que se llega al país de origen se encargan de gestionar los trámites de aduana e inspección veterinaria. Esto se consigue gracias a redes de corresponsales a nivel mundial como las que posee Animales por avión, una empresa de transporte de animales que forma parte del grupo Star Cargo, y que es especialista en llevar animales por vía aéreo de un país a otro.

Para finalizar diremos que a pesar de que las empresas pongna todos los medios para llevar a los animales sin que existan percances, los clientes de este tipo de servicios transmitirán su preocupación. Y esto es porque los sentimientos que se tienen hacia el animal hace que surjan las inseguridades constantes, a pesar de que las empresas ponen todos los medios necesarios para que no ocurra nada.