Vender ropa al por mayor

El sector de la moda es un negocio que suele salir bien, ya sea a grande o a pequeña escala. Si bien suele echar para atrás a más de uno debido a la inversión inicial que hay que realizar en el género, puede que no sea para tanto si diseñamos bien el modelo de negocio.

hhgHoy en día, con la importación de productos confeccionados en China a muy bajo coste, proveerse de gran cantidad de género para iniciar nuestras ventas no resulta tan arriesgado.

Si lo que queremos es asegurar, podemos optar por la venta al por mayor de textiles, ya sea, camisetas originalesropa de mujer, infantil, ropa de hombre o complementos como los cinturones o los bolsos, reforzando así nuestra tienda tanto con presencia física en un comercio como desde nuestra página web. Ser mayorista no implica solo ser proveedor para otras tiendas, sino que podemos serlo y en cambio llegar directamente al comprador. Con un pedido mínimo  que tenga como importe total unos 300 €, podemos ofrecer a nuestros clientes gastos de envío gratuitos y garantía de devolución, asegurándonos un margen de beneficios que posibilite sin riesgos este tipo de compra.

Si nos parece poco probable que un solo cliente haga un pedido tan voluminoso es que no conocemos el comportamiento del consumidor, la compra compulsiva y la asociación de amigos que se ponen de acuerdo para hacer entre todos un pedido online que les haga conseguir la ropa más barata.

No son tiempos para derrochar dinero, y los consumidores ya que están buscando triquiñuelas para ahorrar o pagar menos por más. Es solo cuestión de revisar un poco cómo está el mercado, analizar la competencia y ofrecer anuncios que animen a los compradores minoristas a hacer pedidos voluminosos para ahorrar en la compra de ropa.